Un extraño desorden genético ha requerido de 17 cirugías faciales en sus 17 años de vida

Un esguince es una torcedura violenta que podría estar acompañada de rotura de ligamentos o fibras musculares, y sucede cuando hacemos un movimiento brusco para evitar un golpe o caernos. 

Usar zapatos de tacón alto, caminar por terrenos irregulares, malas pisadas, ser atropellados, entre otros podrían ser las causas de un esguince. Los síntomas que te advierten que tienes un esguince es el intenso dolor, hinchazón, moretones y restricciones de movimiento en el tobillo. 

Algunos esguinces son muy severos, por lo que necesitarías atención médica inmediata. Pero un esguince leve en el tobillo puede ser tratado fácilmente con estos remedios caseros. 
Remedios caseros para sanar rápidamente un esguince o torcedura de tobillo.

Si padeces de algún esguince, debes descansar. Por lo regular, este problema se cura sólo. No obstante, algunos remedios caseros pueden acelerar la curación. Toma nota: 

Elimina el mal aliento en 5 minutos. Este remedio mata todas las bacterias que originan el mal aliento

Ajo 

¿Ajo? Sí, el ajo sirve para tratar un esguince. ¿Sabes por qué? Porque el ajo tiene propiedades antiinflamatorias que te pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación. 

Para utilizar el ajo para tratar el esguince mezcla una cucharada de ajo machacado (bien triturado) con 2 cucharadas de aceite de coco caliente. Frota esta mezcla sobre el área afectada y deja actuar durante media hora. Luego lava con agua tibia. Utiliza este sencillo remedio casero 3 o 4 veces al día durante varios días hasta que tu tobillo se recupere por completo. 

Nota: Si tienes alguna quemada o herida, no utilices este remedio, pues en el caso de que tu piel este delicada, agravarías el problema.

Sal de Epsom 

Este es un remedio infalible para tratar los esguinces. Los cristales de sulfato de magnesio que posee la sal de Epsom son muy eficaces para aliviar los músculos adoloridos. 

Mis uñas se partían y mi cabello se caía, pero mi madre me dio este súper remedio ¡Santo remedio!

Puedes conseguir sal de Epsom (sal inglesa) en farmacias y supermercados. Para preparar este remedio sólo vierte una taza de sal de Epsom en agua caliente. Luego remoja el tobillo torcido durante 30 minutos. Hazlo dos o tres veces al día, hasta que tu tobillo se recupere por completo.

Otras formas de aliviar el dolor 

-Aplicar hielo sobre el tobillo torcido puede ayudar en gran medida a reducir la inflamación, hinchazón y el dolor. El hielo mantiene los ligamentos desinflamado y detiene cualquier sangrado, en caso de que tu tobillo esté roto. Aplica hielo sobre la zona afectada durante las primeras 48-72 horas después de la lesión. 

- Es buena idea comprimir mediante un vendaje el tobillo torcido o esguince, la compresión controla el dolor, así como también evita lesiones adicionales. Ayúdate con una cinta o algún vendaje especial para que puedas comprimir y proteger tu tobillo torcido. 

Si sabes algún otro remedio para tratar un esguince, déjalo en la caja de comentarios. Comparte este artículo con tus amigos, ya que los esguinces son muy comunes y puede servirle a alguien.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus