Frases para San Valentín: Que el amor de Dios te cubra en este día del amor

Padezco de asma desde niña. Al principio para mí era casi imposible manejar mis ataques sin ponerme nerviosa y sin deprimirme. Si tú has tenido ataques de asma, sabes de lo que te estoy hablando. La sensación de no poder inhalar o exhalar aire es aterrador.

Solo en los EE.UU. existen más de 25 millones de personas con esta condición, entre ellos 7 millones son niños. Estas cifras fueron proporcionadas por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. Se estima que afecta a unos 235 millones de personas en todo el mundo.

El asma es causada por una inflamación crónica que provoca el engrosamiento de los tubos bronquiales. Si no se trata, esta condición puede llegar a ser grave, podrías desarrollar serios problemas de salud, los cuales podrían terminar en asfixia. La mayoría de las personas que padecen asma son además sensibles a reacciones alérgicas, lo que irrita aún más tus pulmones lastimados; pues los músculos se contraen y se produce esa sustancia espesa y pegajosa que llega hasta nuestra garganta y hasta nuestra nariz. Esta mucosidad obstruye aún más las vías respiratorias.

Estos ataques suelen combinarse, como para hacernos la maldad, con falta de aliento, sibilancias y tos.

Desde hace años que estoy bajo supervisión médica. Es más, tengo hasta mi inhalador de por vida. Sí, debo usarlo todos los días, esté "apretada" o no. Un inhalador es un dispositivo médico que ayuda a respirar a las personas que tenemos asma. El medicamento actúa directamente en los pulmones y en las vías respiratorias. No obstante, los inhaladores tienen sus efectos secundarios, los cuales raras veces tu neumólogo te dirá. Estos inhaladores contra el asma contienen muchos productos químicos.




¿Debo usar el inhalador sí o no para curar el asma?

De hecho, según la medicina tradicional, esta condición no se cura, pero se controla. El uso del inhalador es importante porque tus pulmones y tu corazón, con el esfuerzo por respirar, se van poniendo grandes. Así es que es importante su uso. Sin embargo, el uso de remedios naturales ayuda a reducir los ataques de asma. Incluso, podrían pasar años y años antes de que te vuelva a ocurrir un ataque, gracias a los remedios naturales.

Lo primero que debes hacer para eliminar o mejorar tu asma es identificar las cosas que te dan alergia: el polvo, el humo del tabaco, los pelos de algunos animales, las cucarachas, el moho, los olores fuertes, los ácaros del polvo, los tintes de cabello, la contaminación ambiental, algunos alimentos, como la leche... El sobrepeso también puede hacer que incurras en ataques de asma. Una vez que identifiques qué te irrita en el entorno, debemos pasar a los remedios naturales para curar el asma.

La zanahoria:

La zanahoria es una aliada para reducir los ataques de asma. Las zanahorias contienen un montón de propiedades:

De hecho, el loco Emperador Calígula, según cuenta la historia, invitaba al Senado a un banquete de zanahorias, ya que a estas estaban consideradas como afrodisíacas. Pero no estamos buscando ahora esos efectos. Las zanahorias ayudan a combatir el asma porque contiene minerales y vitaminas. Es perfecta para mejorar la salud de personas convalecientes, extremadamente cansadas y, además, ayuda a relajar los nervios y a controlar la ansiedad.

La beta caroteno y la vitamina C (flavonoides) ayudan a mejorar y a aumentar la capacidad pulmonar y combate los problemas respiratorios. Así que esta es una buena noticia si usted sufre de asma, bronquitis o enfisema.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus