Beliefnet
Fotografia tomada del perfil de facebook de Regina, cortesia de Unique Photography (Jesse Montanez)

Escrito por Hermes Alberto Carvajal

 

¿Quién es Regina Romero? 

 Quienes la conocemos, la admiramos y apreciamos mucho todo lo que ella hace por nuestra ciudad y como lucha no tan solo por la comunidad hispana, sino por todos los que vivimos en el bello Tucson.

Al crecer en el seno de una familia de profundas convicciones morales y religiosas, que creían firmemente en el potencial de  todas las personas, Regina desarrolló una gran vocación de servicio y ha dedicado parte de su vida a practicar con amor y entrega lo que aprendió desde niña: ayudar a los más necesitados de muchas maneras, lo cual ella ha logrado a traves del servicio publico.

Fotografía tomada del perfil de Facebook de Regina, cortesía de Unique Photography (Jesse Montanez)

Regina Romero se convirtió en la primera mujer hispana electa como concejal de la ciudad de Tucson. Sus acciones a favor de esta ciudad encabezan los titulares de los medios locales.  Conozcamos más a fondo a esta gran mujer. 

 H-¿ Soñaste alguna vez, cuando eras adolescente, que querias terminar una carrera universitaria, y que llegarias  hasta donde has llegado?

R- Bueno, nuestros padres siempre nos alentaron a dar lo mejor de nosotros en la escuela. Yo soy la más joven de seis hermanos la única de mi familia que nació en los Estados Unidos. Somos una familia de frontera, de una comunidad que trabaja la tierra. Nací en Yuma, Arizona, la cual está muy cerca de Somerton, donde vivíamos. Somerton es una comunidad agrícola. Básicamente todo el que vive en Somerton trabaja en el campo y, así también lo hacía mi familia. Pero, aprendí el valor del trabajo arduo de mis padres y aprendí el valor de servir a mi comunidad. 

Mi madre es una mujer católica de mucha fe y ella  nos enseñó los principios del compartir y hacer el bien a nuestra comunidad: dar de lo mucho recibido, ayudar a los necesitados, ayudarnos los unos a los otros. Aun cuando tuviéramos muy poco, siempre asistíamos a la iglesia y ayudábamos a otros. Es asi como crecí, viendo como mi familia ayudaba a los demas. 

Asistia a la escuela sabiendo lo qué es trabajar duro, viendo a mis padres, mis vecinos, mis hermanas y hermanos apoyandose y animandose mutuamente. En "high school" tenía maestros, maravillosos consejeros; quienes al igual que mis hermanas —siendo la más joven de la familia— estaban siempre diciendome que yo necesitaba ir a la universidad.  A temprana edad comencé a pensar en esto, pero realmente, no lo tomé tan en serio hasta que tuve la experiencia de ir a trabajar al campo.  

Fui en verano al campo en Colorado, con una de mis hermanas mayores y su esposo, yo tenía 15 años de edad. Quería comprarme un auto, así que dije: “Simplemente voy a la cosecha de lechuga a Colorado y gano algún dinero, de modo que pueda comprarme un auto nuevo o usado, (¡pero era nuevo para mí!)”.  Así fue como llegué a Colorado y no fue nada glamoroso. Fue un trabajo muy, muy duro. Un trabajo que destrozaba la espalda. Teniamos que levantarnos a las cuatro de la mañana, usted sabe, trabajar de 5:30 a.m. a 6:30 p.m. Esto fue durante todo el verano. Recuerdo que bajé mucho de peso en aquella ocasión porque trabajamos demasiado duro. Gané mi dinero para comprarme un auto y así lo hice. Aquel verano recuerdo que dije: “No puedo hacer esto para siempre y no puedo trabajar así toda la vida, ¡necesito ir a la universidad!”.

No era para mi como si existiera alguna otra opción, yo dije: “Necesito ir a la universidad, de modo que no tenga que seguir haciendo esto toda mi vida”. Esto realmente solidificó mi necesidad de ir terminar una carrera profesional. Y si claro, me compré un auto y continué trabajando pero después de la escuela comencé a trabajar para McDonald’s -uno de mis primeros trabajos fuera de los campos- y gracias a mi experiencia como cajera  en McDonald’s, apliqué para un trabajo en un banco. Así me convertí en cajera, desde mi primer hasta mi último año de la High School trabajé como cajera. 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus