¿Sabías que tener confianza en uno mismo es una manera sana de comunicarnos? Necesitamos tener confianza en nosotros mismos para poder enfrentar situaciones en las que la confianza y la seguridad pueden ser de gran ayuda. Por ejemplo, una exposición en la escuela o en la universidad, una entrevista de trabajo, una cita...

Aunque algunas personas aparentan tener confianza en sí mismos naturalmente, otras no nacimos con esa gracia. Transmitir demasiada pasividad y timidez, no es bueno. Tampoco no es bueno ser demasiados agresivos, debe existir un equilibrio entre ambos extremos.

A ver, antes de leer esta historia de reflexión, contesta honestamente las siguientes preguntas:

¿Puedes pedir lo que deseas o necesitas sin dificultad?
¿Puedes defender a otra persona en apuros?
¿Puedes expresar tu opinión o decir cómo te sientes?
¿Puedes expresar tu desacuerdo de manera respetuosa?
¿Puedes hacer sugerencias o expresar tus ideas?
¿Puedes decir "no" sin sentir culpa?

Si tienes baja autoestima o eres una persona insegura de sí misma, HAZ CLIC AQUÍ Y LEE ESTA HISTORIA QUE TE SERVIRÁ DE MUCHO. No olvides compartirla para ayudar a otros a sentirse mejor con ellos mismos.


..CONTINÚA EN LA PRÓXIMA PÁGINA...



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus