Beliefnet

Imágenes nunca vistas de la zona de desastre nuclear en Fukushima.

Aprende cómo puedes dejar de gritar con estos 10 sencillos pasos.


8. Aprende a usar el "tiempo fuera"

Un "tiempo fuera" en el baloncesto, por ejemplo, es una pausa solicitada durante una competición. En psicología, un "tiempo fuera" es una técnica de modificación de la conducta.
Por lo que en su ‘tiempo fuera’, aléjese de su hijo físicamente; respira profundo y salga de la habitación. El caso es darte un tiempo para reflexionar. Recuerda que bajo esa ira que sientes está el miedo, la tristeza y la desilusión. Incluso, deja salir algunas lágrimas si es necesario. Sé amable contigo. Una vez que identifiques qué hay bajo esa ira, así como por arte de magia, tu ira desaparecerá.

9. Lea la Biblia

Muchos padres no estamos seguros de cómo debemos administrar la disciplina, a pesar de que hay cientos de miles de artículos como este que dan consejos en abundancia sobre el tema. Entonces, ¿puede ayudarnos la Biblia?
Ann, nos explica cómo enseñó a sus hijos a meditar en la Palabra de Dios: "Leíamos la Biblia juntos. Yo buscaba frases que les enseñaba cómo podían aplicarlas a sus vidas en cualquier circunstancia". Luego, cuando ellos leían la Biblia por su cuenta, Ann podía ver como se concentraban, meditando en el significado que Sus palabras encerraban.

10. Ajusta bien tus expectativas

No le pidas a tu hijo algo que no pueda hacer. Por ejemplo, puedes decirle a un niño en edad de preescolar que limpie la sala de juegos cinco días seguidos, y al sexto lo "olvidará". Esto se debe a que solo tiene tres, no porque se trate de algo desafiante. Así que si le gritas, no le harás ningún bien. Usted mejor que nadie sabe lo que su hijo o hija puede manejar, así que mantenga las expectativas justas o ligeramente por debajo de su capacidad.
Por último, quiero que imagine este escenario: estás en una habitación gritando con las ventanas abiertas. Lo más probable es que la gente pueda escucharte claramente, pero piensa esto:
¿Qué pasa si tu jefe, tu mejor amigo o tu abuela están contigo en esa habitación, gritarías? El Dr. Kennedy Moore dice que "A menudo tratamos a nuestros seres queridos peor de lo que podríamos tratar a nuestros conocidos". Así que antes de gritar imagina cómo suena en los demás.


IR AL CONSEJO 1,  2,  3,  4

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus