Beliefnet

Para muchas personas ya es de su conocimiento, que los programas de televisión hacen el famoso casting antes de hacer el programa. Ese estresante proceso de selección del elenco o participantes que veremos luego nosotros en el programa. Imagen, conocimientos, carácter, perfil psicológico... son algunos de los detalles que toman en cuenta para que sean elegidos. Así es que, todo lo que ocurre en programas como MasterChef está fríamente calculado. 

Para aquel que no conoce el programa MasterChef, les cuento que este es un programa de cocina en el cual se enfrentan varios aficionados al arte culinario para competir en la elaboración de platos o recetas. 

Cabe señalar que las personas que ves en el programa, no son cocineros profesionales. Es decir, no tienen ninguna titulación en hostelería o gastronomía: se trata de personas que poseen un alto nivel de conocimientos sobre técnicas de cocina, las cuales han adquirido de manera autodidacta; movidos simplemente por su gran pasión por la cocina. 

Como hemos dicho al iniciar esta nota, ninguno de ellos está ahí por casualidad: han sido elegidos por los que gestionan el programa entre miles de solicitantes, y con el único fin de convertir el concurso en un éxito en audiencia. 

OTRAS PERSONAS ESTÁN LEYENDO:

Dios sana la depresión

21 Celebridades que padecieron depresión

- Las gemelas silenciosas... Una historia de terror

Entre el perfil preferido por esta clase de programas, están los de tipo perfeccionistas, excéntricos y hasta déspotas y los juntan con personas que poseen un grado mínimo de maldad. Con esto sólo buscan crear tensiones entre ellos para generar un trasfondo dramático, así como una tragicomedia. De esta manera, mantienen pegados al televisor a sus televidentes. 

La víctima de este escenario fue Alberto y su plato "León come gamba". Alberto es un joven estudiante de medicina, de 18 años de edad. Aunque este joven no contaba con los conocimientos culinarios para enfrentar a sus compañeros, logró superar a miles de concursantes que no pudieron ni siquiera entrar al casting. 

Luego de varios días de estar compitiendo, con sus cualidades para la cocina algo cuestionables, Alberto presenta su plato de la discordia: una ensaladita de gazpacho con la carita de un león, y le pone como nombre al plato: "El león come gamba"...

“El plato se llama león come gamba, y lo he hecho para demostrar que tengo todo el carácter que se necesita para estar en una cocina”, dijo Alberto, aparentemente sin saber lo que decía.

A continuación, sus compañeros y miembros del jurado ponen cara… no precisamente de póquer, pues se veía el disgusto o la decepción en los rostros del jurado, mientras que algunos compañeros tenían una cara divertida, aunque luego todos se pusieron serios. Sin embargo, cuando se demuestra que la papa o patata estaba dura es cuando comienza el espectáculo y la humillación, que al parecer, sube el rating en estos tipos de programas.

“Esto es un insulto a mi inteligencia, al jurado y a 15000 personas que se quedaron fuera”… “Tú no has entendido nada. Soy cocinero desde hace mucho tiempo y en mi vida he visto una marranada como ésta”, dijo el 'indignado' jurado al ver la presentación tan infantil de Albertito.

Luego de otros insultos y humillaciones, Alberto es expulsado del programa por los ofendidos miembros del jurado.

Alberto se retira y cuando es entrevistado por la presentadora, el joven, muy avergonzado y entre lágrimas y llanto no para de pedir disculpas, y termina asegurando que no volverá a cocinar ni en esta vida ni en la otra.

Al ver cómo reaccionó el pobre Alberto, algunos miembros del jurado cambiaron su actitud y trataron de darle ánimos, pero sin resaltar que "MasterChef" es para competidores sobresalientes.

Mi pregunta es… ¿A qué tipo de persona le gusta ver un programa en el que humillan a sus participantes? Realmente como seres humanos, debemos analizarnos. Cuando una persona es humillada, debe activar recursos mentales nunca antes utilizados previamente para salir como sea de esa situación incómoda y desagradable. Sorprendentemente, hay quienes disfrutan ver ese horrible espectáculo.

Pero no te cuento más..HAZ CLIC AQUÍ Y MIRA LA REACCIÓN DE LA GENTE... Y MIRA EL VIDEO DEL POBRE ALBERTO.

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus