Beliefnet

Ofelia espero a que  Julian llegase de su trabajo en una oficina del gobierno. Él siempre parecía estar feliz, siempre lleno de energía. Ofelia estaba viviendo un infierno por dentro sabiendo que lo que estaba  a punto de suceder podría acabar con todo. Si, con su matrimonio, con la felicidad de Julian, y con la estabilidad que hasta hoy vivían sus hijos.


El problema de Ofelia era muy serio. Se había endeudado demasiado en tarjetas de crédito en los últimos 6 meses. Julian sabía que ella se reunía en el casino con sus amigas de un gimnasio. Pero solo era para platicar, tomar unos tragos, y a veces jugar entre ellas juegos en los que aparentemente no existían las apuestas. “Se juntan para chismear” decía él riendo cada vez que ella le avisaba que estaría con sus amigas.


Julian confiaba cien por ciento en ella y le daba toda la autoridad para manejar las finanzas del hogar. Pero ese año, Ofelia fue invitada por sus amigas a unas nuevas reuniones donde solo se hablaba de vestidos, joyas, y artículos femeninos caros.


Ahí la más popular, era la que más compraba y presumía. Estas mismas amigas, la “invitaron” a jugar algunos dolares en las maquinas tragamonedas del casino. Esto se convirtió en un vicio incontrolable para Ofelia. Empezó a usar el efectivo que tenían en las cuentas de banco, y al quedarse sin efectivo, Ofelia usó el crédito disponible en sus tarjetas.


Habiendolo agotado, no le fue difícil conseguir 4 tarjetas más y hasta falsificar la firma de su marido en dos de ellas. Tuvo cuidado de pagar el mínimo de las tarjetas por 4 o 5 meses, pero, los dos últimos meses había sufrido pérdidas grandes en el casino.


De poco en poco, llegó a perder hasta 15 mil dolares en un solo día, ya no tan solo en las maquinas, sino en otros juegos de azahar típicos de ese casino. ademas, no solo le debía a los bancos, sino también a dos de las amigas, y al mismo casino, aunque la cantidad no era grande, pero ya juntando todas las deudas, estas sumaban mas de 100,000 dolares, y atrasada en los pagos de las tarjetas, el mínimo necesario este mes para calmar a los deudores era de $9500 dolares. Justo lo que ganaba Julian cada mes.  



¿Le guardas secretos a tu cónyuge, o le avisas en cuanto se ven venir los problemas?


Guardar secretos derriba los muros de la intimidad en el matrimonio y causa que las parejas se separen.

Honestidad transparente trae todo a la luz, toma el poder de las manos del enemigo ".

La transparencia en el matrimonio significa tener el coraje de tener conversaciones difíciles para que ambos puedan resolver problemas juntos como un equipo.


Si uno de ustedes hace una compra importante va sobre el presupuesto de compras o tiene un momento incómodo con un atractivo compañero de trabajo, la pareja casada transparente compartirá estas cuestiones de forma inmediata.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus