Cuídate de no contestar la violencia con más violencia. Si estas en Estados Unidos te puedes meter en problemas.

Si ves que en el país donde vives no hay ninguna opción ni legal, ni financiera para ti, si tienes que dejar tu hogar, busca la ayuda de tu familia, o de una iglesia. 

Algunas se pueden ofrecer a ayudarte hasta que puedas estar en pie por ti misma.

Dios no quiere que pongas en riesgo tu vida, ni la de tus hijos. Ya no estamos en los tiempos donde la mujer y los pequeños tengan que sufrir violencia y aguantarla porque “Dios así lo quiere”, porque la verdad, es que Dios no quiere eso. 

Si tienes que huir o salir de la casa intempestivamente por temor a tu marido, hazlo, si lo tienes que hacer. 


Llama al número de emergencias, trata de llamar a una iglesia grande la cual tenga tal vez mas conexiones y recursos para ayudarte.


Escribe tu nombre abajo, para orar por ti.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus