Beliefnet


El poderoso brazo de Dios, no se ha debilitado para salvar. Todavía hoy, como un poderoso guerrero, su mirada recorre la tierra buscando aquellos corazones que claman a Él. Sus ojos se han posado sobre  ti: Él  conoce perfectamente tu situación. Él ha venido como tu defensor, no como acusador. Ha venido como tu abogado, no como tu juez. En su mano está tu vida, tu futuro, tu destino y, por tanto, no tienes nada que temer.  

 

Su espada desenvainada y lista, aderezará mesa delante de ti en presencia de tus enemigos. Para ti ha ganado la victoria. Los que te persiguen  verán que ha llegado el día de tu salvación;  y cualquier dardo de fuego que es lanzado contra ti, caerá a tierra.  Quédate quieto, confía en tu Padre, confía en tu DIOS.

 

Protección divina para ti, las 24 horas del día: para mayor información llama gratuitamente  al  54:17  (Isaías)


Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus