Beliefnet

Siendo hombre me converti en mujer, pero ahora volvi a ser hombre por el poder de Dios

Si tu médico te ha diagnosticado cáncer cervical, seguramente estás muy preocupada pensando en los tratamientos disponibles para su cura; y aún más, si te han revelado que ya se encuentra avanzado. Por eso,  a continuación te contamos cuáles son los posibles tratamientos contra el cáncer cervical más avanzado.

Una de las opciones que seguramente te planteará tu médico de confianza es la histerectomía radical, procedimiento quirúrgico por el cual se extirpa el útero y gran parte de los tejidos circundantes, incluyendo los ganglios linfáticos y la parte superior de la vagina

Otro de los posibles tratamientos contra el cáncer cervical más avanzado es la exenteración pélvica, un tipo de cirugía radical por la cual se extraen todos los órganos de la pelvis, incluidos la vejiga y el recto. Es la cirugía pélvica de más alcance, por lo cual deben analizarse todas las opciones disponibles y sus consecuencias.

En tanto que la radiación puede usarse para tratar el cáncer que se ha diseminado más allá de la pelvis o el que volvió a repetirse. La radioterapia puede ser interna o externa.

La interna utiliza un implante que contiene material radiactivo y se coloca dentro de la vagina, cerca del cáncer del cuello uterino. El implante se retira cuando la paciente regresa a su casa. La externa emite radiación desde una plataforma para el lugar del cuerpo donde se encuentra ubicado el cáncer.

Pero existen otros tratamientos contra el cáncer cervical más avanzado a los que puedes acceder si estás en estas circunstancias. La quimioterapia usa medicamentos para eliminar el cáncer cervical. A veces la radioterapia y la quimioterapia son utilizadas antes o después de la cirugía.

El pronóstico de los tratamientos contra el cáncer cervical más avanzado

Muchos factores inciden en el resultado de los tratamientos contra el cáncer cervical más avanzado. Por ejemplo, el tipo de cáncer, el estadio en que se encuentra, la edad y la condición física general de la mujer y las enfermedades que ésta sufrió antes del cáncer.

La probabilidad de que una persona permanezca con vida dentro de cinco años (tasa de supervivencia de cinco años) en el caso de un cáncer que se ha propagado a las paredes del cuello uterino, pero no fuera de la zona de éste, es del noventa y dos por ciento. Sin embargo, la tasa de supervivencia de cinco años disminuye de forma continua cuando el cáncer se propaga a otras regiones del cuerpo

En los tratamientos contra el cáncer cervical más avanzado pueden existir complicaciones. Algunos tipos de cáncer de cuello uterino no responden bien al tratamiento, en tanto que la enfermedad puede reaparecer después de éste. Lamentablemente, las mujeres que se sometieron a tratamiento para salvar el útero tienen un alto riesgo de reaparición del cáncer. Mientras que la cirugía y la radiación pueden causar problemas en las funciones sexuales, urinarias e intestinales.

Por eso es importante que como mujer te realices todos los chequeos médicos, aun cuando te sientas saludable y vital. Estos pueden descubrir las enfermedades en sus estadios primarios, dándote mayores posibilidades de recuperar tu salud y vivir plenamente. 




ARTÍCULOS RELACIONADOS:



 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus