Beliefnet

Frases de apoyo para tu pareja en momentos difíciles

NOTA: Este artículo no expresa nuestro sentir o forma de pensar. Somos imparciales en este aspecto. En él, le damos la oportunidad de expresar y compartir las ideas o sentimientos de las personas que han tenido esta experiencia. Modere sus comentarios. 

 

Isabel quiere compartir con nosotros su experiencia, y desea contarnos por qué dejó la Iglesia católica y ahora forma parte de una iglesia evangélica. Desea también que la ayuden con sus consejos para saber qué puede hacer con su esposo, quien aún es católico. 

 

Hola:

 

Saludos en nombre de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. Les escribo este correo porque me gustaría compartir lo que siento y lo que he hecho, y quisiera saber su opinión.

 

Me casé por la Iglesia católica hace ya 16 años. Tengo tres hijos y un matrimonio feliz. Mi esposo es muy católico y, pues estuve 14 años visitando esa iglesia.

 

Todo iba muy bien, iba a misa todos los domingos, pero sentía que algo me faltaba, que iba a misa sólo por compromiso. Un día mi hermana me invitó a un culto en su iglesia evangélica y quedé impactada: todo era muy diferente, el pastor hablaba diferente. Su mensaje era directo, como si Dios mismo me estuviera hablando. En la Iglesia católica me sentía vacía, como que siempre me faltaba algo... como que hacía las cosas por tradición y siempre era lo mismo. Además, durante el culto me enteré que no sabía nada de nada sobre la Biblia.

 

A mí nunca me gustó la iglesia católica por lo de los santos, rezos y su tradición. Asistía allí por complacer a mi esposo; y luego de tomar los estudios bíblicos, siento que he encontrado la verdad.

 

Mi problema ahora es que mi esposo no quiere aceptar mi religión, y me pelea bien feo cada vez que voy a la iglesia evangélica, ya que nunca más he regresado a la Iglesia católica. Soy feliz donde estoy.

 

¿Qué puedo hacer con mi marido? El pastor dice que ore por él para que encuentre la verdad y acepte a Jesús como su Señor y Salvador; pero que la salvación es individual, y yo sí quiero salvarme. Por otro lado, mi esposo dice que ese pastor está mal, que es un atrevido porque no sabe realmente cómo es su relación con Jesús, que ya él ya lo reconoció como su Salvador, y que le vale lo que diga mi pastor.

 

¿Qué más puedo hacer? Espero sus consejos.

 

Atentamente,

 

 

 

Isabel

La ex católica


TE PUEDE INTERESAR:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus