Beliefnet

A que no sabes qué pasa cuando alguien te mira fijamente a los ojos

Cuernavaca, Morelos. El mensaje que colgó Érika Ivonne Ángeles Martínez en una red social dejó helados a sus contactos. La joven de 22 años asfixió a sus dos hijos con unas cobijas, mientras los pequeños dormían.

"Perdóneme todos", decía el mensaje de la joven veracruzana, quien mató a sus hijos para que no sufrieran porque tenía deudas. 

Érika Ivonne tenía dos meses de haber llegado a Morelos y vivía con una amiga, pero esta última abandonó el domicilio, lo que causó gran tristeza en la joven.

Al casi finalizar la tarde, el hermano de Érika Ivonne, Fernando, ingresó a la vivienda de la mujer. Inmediatamente se dio cuenta de que Érika Ivonne colgaba de un lazo de una cortina metálica. De inmediato el hombre se dirigió a la casa de una vecina y pidió un cuchillo, y después de cortar la cuerda pudo colocar a su hermana sobre varias colchonetas en el suelo; allí, creía que sus sobrinos dormían, hasta que se dio cuenta de que Kenia, de seis, estaba morada; y Eitan, de un año, tenía espuma en la boca.

"La ambulancia llegó al lugar pero los niños ya habían muerto. De esta manera, las autoridades ministeriales llegaron a la casa donde encontraron varias mantas, pastillas, hojas de afeitar, y los datos de acceso a la cuenta de la red social; así como el mensaje en el que la joven pedía perdón por lo ocurrido. 

Érika Ivonne fue trasladada a un hospital, donde quedó detenida. A petición de su hermano, éste habló con ella, quien le dijo que había matado a los pequeños porque tenía deudas y que aprovechó que estaban dormidos para que no sufrieran, y que después de quitarles la vida, intentó suicidarse.

Érika Ivonne permanecerá en prisión preventiva por homicidio calificado en razón de parentesco.



Estos errores que cometí, hicieron fracasar a mis hijos.

10 cosas que no sabes sobre ser mujer... nop, no las sabes...

NO  MIENTAS A TUS HIJOS EN ESTO... en esto...mira

NO PESIONES EL BOTON ROJO, POR FAVOR


PRESIONA EL BOTON AZUL

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus