Beliefnet

Éste Marino Esperaba Ser Recibido Por Su Hijo En Silla De Ruedas Pero Se Llevó Una Gran Sorpresa Segunda Parte

Criado en los años setenta seculares, completamente sin iglesia, no tenía lugar para Dios, hasta que se quedó sin combustible en una tormenta en Alaska, a varios kilómetros de su destino.

"Yo me burlaba de Dios", dice Mark Rose, fundador de Genesis Alive.
Un día él voló sobre un gran río en el Ártico. Pero en su vuelo de regreso, llevando un pasajero, varias cosas salieron mal. En primer lugar, las manadas de caribúes se habían mudado, cubriendo sus primeras y segundas opciones para un lugar de aterrizaje. Entonces él comenzó a volar con poco combustible, por lo que llamó con antelación para una comprobación de tiempo en el pequeño aeropuerto cerca de Kotzebue, en la península de Baldwin.

"¡Vengan!, el clima está bien”, le dijo el operador de servicio de vuelo.
Decidió correr el riesgo mientras su combustible se mantenía, pero entonces las condiciones climáticas cambiaron dramáticamente. "Me encontré con una tormenta de nieve en la noche, y no podía ver el terreno, así que tuve que seguir la cinta gris río abajo." En los días previos a la imagen satelital del tiempo, el hombre le había dado un mal consejo.

"Todos mis opciones se fueron evaporando tan rápido como podía volar".
Rose tenía varios amigos - compañeros pilotos - que perecieron en condiciones de vuelo similares. “Tiene que haber una salida”, pensó. “Yo no quiero morir a los 22. No voy a llegar a experimentar el matrimonio…”, pensaba el desesperado hombre.

Él había estado volando en el vacío durante 30 minutos. Entonces, el motor comenzó a fallar. "Estaba esperando el silencio y estrellarme por la noche"... CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE, NO DEJES DE LEER LO QUE PASA...
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus