Beliefnet

Momia de 1.500 años de antigüedad con zapatos del futuro prueba que hay viajeros en el tiempo (página 2)



El pastor Tom Randall, quien tenía a su cargo un hogar para niños desamparados en Filipinas, fue detenido al ser denunciado por abusar de al menos 30 niños bajo su cuidado, en Bulacan, así como oficiar de proxeneta, usando a niñas de su hogar para brindar servicios sexuales a sus amigos.

El orfanato dirigido por Randall fue allanado por las autoridades en el marco de las investigaciones iniciadas tras las denuncias, en tanto sus amigos en Oklahoma niegan todos 
los cargos, argumentando que los niños significaban todo para él, pues había invertido años de su vida en esa obra. Aseguraban que cuando no estaba en Oklahoma brindando servicio 
religioso a los deportistas, se dedicaba a su orfanato Sankey Samaritan.

El golfista Jim Woodward, quien dijo haber conocido a Randall en el tour de campeones –a lo que Randall había renunciado recientemente para dedicarse al orfanato--, dijo haberse 
sentido triste cuando Randall abandonó el servicio en el área deportiva. Randall había dicho en aquel momento que había muchas personas en Filipinas a las que no les gustaba su trabajo cristiano misionero, y se había mostrado preocupado porque se sentía perseguido por eso.

Según Woodward, Randall dijo que había quienes querían verlo muerto, y que él siempre le preguntaba por qué volvía a Filipinas, a lo que Randall contestaba que su sentimiento por 
aquellos niños era muy fuerte.

Recientemente se formaron campañas en Facebook en apoyo a Randall, en tanto sus partidarios han pedido a diplomáticos estadounidenses que intervengan en el caso, dado que 
para el tipo de crimen por el que se acusa a Randall se aplica la pena de muerte.

Además de temer por su vida, en caso de que lo sentencien a pena de muerte, sus familiares alegan que la salud del pastor se está deteriorando, así como les preocupa la posibilidad de
que sea recluido en una prisión extranjera.


TE PUEDE INTERESAR:



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus