Beliefnet

Acusó Falsamente A Su Padre De Que La Violaba Para Vengarse Por No Darle Permiso De Ir A Una Fiesta

El pastor Marcos Pereira da Silva, de la Iglesia Asamblea de Dios del Ultimo Día, del Distrito de St. Johns Wood, en la Baixada Fluminense, fue condenado a 15 años de cárcel por violación, crimen cometido a fines del año 2006 en contra de uno de los fieles, en el propio local de la congregación.

En tanto sus abogados preparan una apelación, Pereira ha estado encarcelado en el complejo penitenciario de Gericinó en Bangor. En la audiencia ante la justicia,  el ministro negó haber cometido la violación y acusó a quienes trabajan para las ONG AfroReggae de convencer a la presunta víctima y a otros que según él, se prestaron para hacer acusaciones. 

"Los testigos aseguran que es una es una persona fría y manipuladora, que solo piensa en sí misma y usa a otras personas para satisfacer sus bajos instintos y, promiscuamente, utiliza la buena fe de la gente para engañarlos", dice la sentencia, de acuerdo con el TJ-RJ (Tribunal de Río).

Marcelo Patricio, el abogado de Pereira dijo que apelaría la sentencia. Según él, la decisión es absurda. "Es una injusticia, ya que no tiene ninguna prueba en el proceso", dijo a la prensa, alegando que el pastor no podría ser procesado ahora por un hecho supuestamente cometido casi ocho años atrás.

 
Patrick también criticó la duración de la pena, ya que según él "Ninguna sentencia puede ser de 15 años por delinquir por primera vez". Al mismo tiempo que asegura que apelará a los tribunales internacionales si no se acepta su apelación ante la Justicia brasileña. "Incluso, estamos pensando en ir a la Corte Internacional de Derechos Humanos. Para mí, el pastor Marcos Pereira es un preso político", puntualizó. 



 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus