Beliefnet

10 frases mensajes de texto para conquistar y enamorar a un hombre


Scott Nagy, de 52 años de edad, fue diagnosticado con cáncer terminal en la uretra. Nagy es evangélico luterano y a pesar de todas sus limitaciones de salud, se presentó en una ambulancia a la ceremonia de matrimonio de su hija. Nagy, en camilla, llevó su hija al altar. Los asistentes se pusieron de pie, lloraban y aplaudían ante la emotiva escena.

 

Scott Nagy recibe tratamiento de quimioterapia en el Hospital Universitario de Oncología Seidman, donde permanece hospitalizado desde el mes de agosto. Según el Daily Mail, a Scott no le queda mucho tiempo.


Nagy le había prometido a su hija, Sarah, de 24 años, que la llevaría al altar, aun si tuviera que hacerlo en camilla, promesa que cumplió. El 12 de octubre, Scott Nagy se presentó en la Primera Iglesia Evangélica Luterana de Strongsville, Ohio. Asistió al matrimonio y entregó su hija a su novio Angel Salvatore.

 

En un noble gesto de apoyo, una enfermera y un doctor se ofrecieron a acompañarlo. También estuvieron con él los paramédicos de la ambulancia. Todos ellos se ocuparon de ocultar los cables de control de monitoreo y arreglaron todo para que Nagy asistiera a la ceremonia. El transporte en ambulancia fue pagado por una empresa de transporte médico y Scott hizo un tratamiento diario para estar fuerte para tan grandioso día.

 

Scott aprovechó para besar a sus nietos y despedirse de buenos amigos.

 

En una entrevista, Scott Nagy exhortó: "No hay garantías en la vida, tenemos que aprovechar las oportunidades que Dios nos da".


TE PUEDE INTERESAR:

- El Padre del Siglo

- Cómo escoger un buen regalo para papá

El narcotráfico mató a mi padre

- Padre descubre abusador de menores en Facebook

Padre encuentra propósito en la vida después del suicidio de su hijo




¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus