Beliefnet

30 situaciones vergonzosas en las que querrás que te trague la tierra

Olvídese del tirador de Oregon: Recordemos al héroe que trató de detenerlo y recibió un disparo el día del cumpleaños de su hijo

 

Olvídese de ese hombre de 26 años de edad que asesinó este jueves por la mañana a 10 inocentes en Umpqua Community College. Mejor recuerde a Chris Mintz, de 30 años de edad, quien es estudiante y veterano del ejército, y que se abalanzó sobre el tirador en un esfuerzo por salvar a otros.

Mintz recibió un tiro en su intento por detener al asesino en el sexto cumpleaños de su hijo, Tyrik.

"Es el cumpleaños de mi hijo, es el cumpleaños de mi hijo", se le oyó decir mientras yacía herido.

Cuando la noticia del heroísmo de Mintz llegó a sus parientes en su natal Carolina del Norte, su primo Derek Bourgeois, quedó impactado.

"Suena como algo que iba a hacer", dijo Bourgeois.

Bourgeois estaba algo sorprendido al saber lo que le había pasado a Mintz, ya que le parecía extraño como su primo,  que había sobrevivido sin lesiones graves de combate, estuvo a punto de morir  en un pequeño pueblo de Oregón, no muy diferente al pueblo donde ambos crecieron juntos.

Bourgeois dijo que él y Mintz se unieron al ejército después de graduarse de la escuela secundaria.

Después de dejar el ejército, Mintz se había mudado a Oregon y comenzó a practicar artes marciales mixtas. Había estado trabajando en el local YMCA, luego se matriculó en la universidad de la comunidad con miras a convertirse en un entrenador físico.

"Él es un gran tipo", señaló el primo.

"Feliz cumpleaños, Tyrik", escribió.

En el lugar del tiroteo se encontraba una enfermera. Ella comenzó a administrar RCP en un intento desesperado por salvar a uno de los heridos de muerte. A continuación, tomó la mano de Mintz y oró con él, mientras él repetía una y otra vez que era el cumpleaños de su hijo.

En el hospital, Mintz se sometió a cirugía. Su primo informa que se espera que se recupere.

"Por lo que he escuchado, él está bien", dijo el primo. "Pero tendrá que aprender a caminar de nuevo".

Por supuesto, en este lamentable hecho, personas valientes intentaron detener al tirador. Así como en Columbine High School y Sandy Hook Elementary School y en la sala de cine de Aurora y la iglesia Charleston, donde también se asesinó personas inocentes; y cuyos nombres se han convertido en parte de nuestra historia.

Es realmente difícil no pensar que el deseo de ser más que un perdedor solitario motivara a un tirador a matar gente inocente.

                                                                                                                                                                                                                        

La mente de un asesino

 

Chris Harper Mercer escribió en un blog acerca del reportero de televisión convertido en asesino luego de matar a dos de sus colegas. El 31 de agosto este asesino escribió:

"En una nota interesante, me he dado cuenta de que existen tantas personas como él, solitarias y desconocidas. Sin embargo, cuando se derrama un poco de sangre, todo el mundo sabe quiénes son".

Y continuó: "Un hombre que era conocido por nadie, es ahora conocido por todos. Su rostro aparece en todas las pantallas; su nombre está en los labios de cada persona en el planeta. Todo ello en un solo día. Parece que mientras más gente matas, más estás en el centro de atención”.

Un mes y un día después, el asesino trató de ser famoso. Buscó todo el protagonismo que pudo, matando a 10 inocentes antes de que dos valientes policías lo detuvieran en un intercambio de disparos en el que resultó muerto.

Por la noche, el sheriff del condado de Douglas, John Hanlin, en una conferencia de prensa dijo:

"No le daré el crédito que probablemente buscaba", dijo Hanlin. "Nunca me oirá pronunciar su nombre".

El forense estará obligado a emitir una identificación oficial, y los medios de comunicación están obligados a informar de ello. Pero si usted lo oye, olvídelo en ese mismo instante. Piense Chris Mintz, quien recibió un disparo mientras se lanzaba sobre un asesino en el sexto cumpleaños de su hijo… Asimismo, recuerden esos dos policías valientes y los otros que mostraron coraje poco común. Y honren la memoria de los inocentes asesinados, que nos dejan con la obligación de hacer algo para detener esta locura.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus