Beliefnet

10 trucos y consejos que toda mujer debe saber (página 4)

A diario vemos a pequeñines jugando con sus mascotas dentro y fuera de sus hogares, bien sea perros, gatos o algún otro animal domesticado los cuales estamos bastante acostumbrados a ver, pero sin duda resulta muy extraño ver a una mantarraya y un niño jugar como dos mejores amigos, pero aunque no lo creas esto es lo que veras en el vídeo que te mostraremos a continuación.

Es difícil imaginar este tipo de relación entre un animal tan exótico y un inocente niño, pero al parecer no hay límites cuando el cariño entre un animal y un humano es verdadero, así lo demuestran estos dos curiosos compañeros.

Estos animales son los más grande de su especie y pueden llegar a medir unos impresionantes 8.4 metros de envergadura, mientras que su peso es aún más impactante, ya que pueden alcanzar los 1.400 kilogramos, es decir un peso bastante parecido al de un auto promedio ¡Increíble!


Sin embargo, este imponente tamaño no es impedimento para que tanto el niño como el animal se pudieran expresar su agrado. En el vídeo se puede ver como el pequeñín busca algunos pescados para ponerlos directamente en la boca de la manta gigante y así recompensarle por acercarse hasta él sin ningún tipo de temor.

Así que te dejamos con este corto vídeo, para que disfrutes viendo las maravillosas cosas que tiene la naturaleza para mostrarnos, algo sencillamente espectacular y evidentemente muy poco frecuente. 

¿Conoces esta historia?

¿YA HAS VISTO ESTO?


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus