Beliefnet

Un grupo de policías contestó la llamada de una niña de 8 años llamada Jewel Warren de Memphis quien necesitaba un acompañante para el baile de padre e hija de su escuela.

El 3 de julio de 2011, el oficial de policía de Memphis, Timothy Warren fue asesinado a tiros en el cumplimiento de su deber cuando respondió a un disturbio doméstico.


Cuando Jewel recibió la invitación de su escuela para el baile de padre e hija, ella estaba devastada, dijeron en un mensaje de Facebook del Departamento de Policía de Memphis.


Decidida a poner remedio a esto para su hija, la viuda del oficial Warren, Betsy se acercó a Donna Kirk, fundadora de los Héroes Caídos, y a Taylor Amen, la esposa de un oficial de policía de Memphis, en busca de ayuda.

La organización, que ofrece apoyo a las familias de los bomberos y policías que han muerto en el cumplimiento del deber, extendió una mano para ayudar a Jewel.

En el día del baile, seis agentes uniformados llegaron a acompañar a Jewel a su baile.

"Había muchos más oficiales que querían ser parte del evento, pero el espacio era limitado. Se nos ha dicho que habrá una lista de espera para el próximo evento! " dijo Kirk.

Jewel fue llevada al baile con estilo: una florería local donó boutonnieres, un ramillete, y rosas de tallo largo; un salón con estilo; y el auto que los llevaría al baile era un 1972 Cutlass Supreme.


La noche estuvo maravillosa, y los oficiales involucrados se sintieron privilegiados de estar allí. "Sabemos que no podemos sustituir a Tim, pero podemos estar allí para su familia cuando se nos necesite," el Oficial Amen escribió en su Facebook. "Fue realmente un honor."


La publicación de la policía en el evento terminó con una cita de el Oficial Pfeil, quien estaba presente: "Fue un honor poder asistir a este evento y el ayudar a mantener viva la memoria de Tim."

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus