AURORA, Colorado - Los padres dicen que su hija de 10 años se quitó la vida luego de que ellos vieran el video en el que fue capturada una pelea con una presunta niña agresora. Ashawnty Davis solo estaba en quinto grado.  

A fines de octubre, ella estuvo involucrada en una pelea en la escuela. Su madre cuenta que su hija se estaba enfrentando a una acosadora en la escuela.  
Dicen que fue su primera pelea, la cual otro estudiante grabó y la publicó en una aplicación llamada Musical.ly.  

El video es difícil de ver, pero los padres de Ashawnty lo comparten para ayudar a otros padres.  

El Distrito Escolar de Cherry Creek se enteró del video en octubre y dijo: "Estamos investigando este asunto y tomaremos las medidas apropiadas para garantizar la seguridad de todos los estudiantes involucrados".  

Doctor asesinó y carbonizó el cuerpo de una adolescente de 14 años

Un vocero del distrito aclaró el jueves que hablaron con los niños involucrados, llamaron a sus padres y entregaron el video a la policía de Aurora.  

Sin embargo, los padres de Ashawnty creen que la acción no fue suficiente.  

"No se hizo nada al respecto. Cuando recibí la llamada diciéndome que mi hija había tenido una pelea, nunca me dieron la oportunidad de reunirme con los otros padres para llegar hasta final", dijo su madre Latoshia Harris. 

Las escuelas de Cherry Creek respondieron a la acusación diciendo: "La escuela no estuvo al tanto de tal pedido".  

La pareja cree que, si hubiera tenido lugar una reunión, podría haber salvado la vida de su hija.  

"Podría haberla sacado de la escuela. Hubiera sido diferente, si hubiera enfrentado a la niña", dijo Harris.  

Dos semanas después de la pelea, Ashawnty se quitó la vida. Pasó dos semanas con soporte vital en el Children's Hospital Colorado, donde murió el miércoles por la mañana. Sus padres dicen que ella es una víctima de "bullycide". Este es un término nuevo, pero ocurre cuando una persona muere por suicidio después de ser objeto de bullying.  

 

Su familia ahora está decidida a responsabilizar a los educadores y formular una política contra el acoso que realmente funcione.  

"Con el último aliento en mi vida, me aseguraré de que los desafortunados niños puedan ir a la escuela cómodamente y aprender", dijo Davis.  

El distrito escolar emitió la siguiente declaración con respecto al incidente:  

"Esta es una pérdida desgarradora para la comunidad escolar. El apoyo de salud mental estará disponible para cualquier estudiante que necesite ayuda para procesar la pérdida.  

No toleramos la intimidación de ningún tipo en nuestras escuelas y tenemos un programa integral de prevención de la intimidación en todas nuestras escuelas. La seguridad y el bienestar de los estudiantes es nuestra principal prioridad, y nos esforzamos todos los días en garantizar que las escuelas sean lugares seguros, acogedores y de apoyo que respalden el aprendizaje.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus