Esta mujer nunca pensó que depilarse las piernas podría ser una experiencia terrible, a tal grado que casi pierde ambas piernas y su vida. Ahora ella advierte a otras mujeres para que no les pase lo mismo.

Tener piernas peludas no es muy estético que digamos. Bueno, al menos así Pensamos la mayoría de las mujeres. Usar rastrillos o máquinas de afeitar para lucir piernas atractivas es más que una, algunas incluso dicen que es cuestión de higiene. Aunque por alguna razón esos vellitos están ahí. Sin embargo, ya sea por estética o por comodidad, tanto hombres como mujeres prefieren quitarlos de ciertas partes de sus cuerpos, sobre todo de las áreas más visibles. Independientemente del método de depilación que emplee, las personas terminan convirtiéndose en esclavos, a menos que recurran a técnicas costosas como el láser o la electrólisis.

En fin, algunas veces la mujer no le da importancia a la aparición de granitos o alguna irritación al depilarse, pues no sabe que este descuido es un gran riesgo para su salud. 

La terrible historia de Dana Sedgewick
 

Dana, de 44 años de edad, vivió una horrible experiencia al depilar su zona íntima, al grado de casi perder sus piernas y la vida. Como es normal, Dana compró una máquina de afeitar, pero mientras se depilaba, se cortó. Enseguida comenzó a sangrar, pero no le dio mucha importancia al hecho, según informó la revista Cosmopolitan.

Su hija de 2 semanas de nacida no usa pañales, le "comunica" cuando quiere ir al baño

La herida que creía sin importancia comenzó a ponerse de color negro y rápidamente se fue expandiendo por todo su cuerpo, por lo que tuvo que ir a la sala de emergencias de un hospital. 

Luego de revisarla, los médicos le diagnosticaron Fascitis necrotizante. Esta es una infección bacteriana muy grave localizada en las capas más profundas de la piel y tejidos. Estas peligrosas bacterias se multiplican rápidamente y liberan toxinas y enzimas que forman coágulos en los vasos sanguíneos y como consecuencia destruyen los tejidos y músculos del cuerpo. 

Rápidamente los especialistas retiraron la piel en descomposición y le hicieron una limpieza. Dana fue sometida a un coma inducido durante 9 días.

Las cosas se pusieron más feas 

La infección fue tan severa quedan atuvo a punto de perder sus piernas. De hecho, los médicos creían que, si se salvaba, no volvería a caminar. La infección era tan severa que dañó el funcionamiento de sus riñones y tuvo cuatro paros cardíacos. Afortunadamente, lograron salvarle la vida. 

Madre saludable de 25 años muere repentinamente luego de beber un popular batido alimenticio: Familia advierte a otras mujeres

La mujer estuvo hospitalizada durante 6 semanas

Ella tuvo que estar seis semanas hospitalizada. Su recuperación fue lenta y dolorosa. Dana se sometió a 21 cirugías reconstructivas. Ahora ella comparte su mala experiencia con millones de mujeres en el mundo, para que tomen precauciones al depilarse. 

Sin embargo, después de pasar por todo eso, ella aún no puede sacar de su mente las imágenes de sus piernas negras y podridas. "Podría haber perdido mis piernas, o peor, pude haber muerto", dice la sobreviviente muy afligida.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus