Beliefnet

El Mal de Chagas: 400.000 Infectados en los Estados Unidos

PRESIONA EN FOTO PARA VER IMAGENES DE OTRA TRAGEDIA

Dios no tiene la culpa de esta tragedia. La culpabilidad recae en la negligencia humana.

En un domingo de iglesia normal, y durante la escuela dominical, subieron a 32 niños para transportarlos a otro lugar y continuar con las clases y, en el trayecto ocurre la tragedia.

Personas enteradas del asunto nos dicen que el chofer intentó hacer un cambio mecánico en el autobús y fue ahí cuando ocurrió la terrible explosión que acabó casi instantáneamente con la vida de los 32 niños.

"Esta es una negligencia que recae totalmente sobre el pastor", en una transmisión radial que escuchamos claramente  que el pastor de esta iglesia estaba tratando de evadir toda responsabilidad, pero el primero que debe de dar la cara en una tragedia ocasionada por negligencia debería de ser la persona que está al frente del grupo.

El autobús no contaba con servicios mecánicos, no contaba con cinturones de seguridad, ni se tomaron las medidas de precaución necesarias en las conexiones de gas y gasolina, en donde aparentemente ocurrió el problema que causo la explosión.

El nombre del pastor pastor de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia  responsable por negligencia de esta tragedia es Roberto Padilla. El debe de ser valiente y dar la cara con responsabilidad.

Oremos por las familias, no tenemos palabras realmente, que Dios fortalezca los corazones y que nadie vuelva su opinión en contra de Dios, porque Dios no es el culplable. El culpable es el hombre y su tonta y negligencia.


 ESTOS SON ALGUNOS DE LOS PEQUENOS QUE FALLECIERON PRESIONA EN FOTO PARA VER


 

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus