Beliefnet

Tres días de luto se decretaron en el ayuntamiento de Algeciras, lugar de nacimiento del famoso guitarrista español Paco de Lucía, leyenda del flamenco, que murió en México a los 66 años el pasado 26 de febrero.

 

El llamado “más grande guitarrista de todos los tiempos" se encontraba en Cancún con sus hijos y sufrió un infarto mientras disfrutaba en la playa. Falleció antes de llegar al hospital más cercano.

 

Francisco Sánchez Gómez  --este era su verdadero nombre-- había nacido en Algeciras, Cádiz, en 1947, y popularizó e internacionalizó el flamenco a partir la década de los 70. Su tema más conocido es la rumba "Entre dos aguas" (1973).

 

"La muerte de Paco de Lucía convierte al genio en leyenda. Su legado perdurará por siempre, al igual que el cariño que siempre mostró hacia su tierra. Aunque él se haya ido, su música, su manera genial de interpretar, su carácter, siempre estará entre nosotros", afirmó el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce en un comunicado.

 

Es que en realidad Paco de Lucía, que comenzó su carrera artística a los 12 años, fue capaz de modernizar el flamenco tradicional, combinándolo con el jazz e inspirándose en fuentes musicales de lo más variadas, habiendo sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

 

Pese a su fama mundial, siempre se había mantenido discreto, prefiriendo mostrarse en los escenarios o en las grabaciones musicales solamente; evitando así a la prensa. También le gustaba recordar que debía su carrera a su padre, un cantante de flamenco desconocido, y aseguraba que "los gitanos son mejores porque escuchan la música desde que nacen. Si no hubiese nacido en la casa de mi padre, yo no sería nadie hoy. No creo en el genio espontáneo. Mi padre me obligó a tocar la guitarra desde que era niño", afirmó en su libro "Paco de Lucía. Una nueva tradición para la guitarra flamenca".

 

TE PUEDE INTERESAR:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus