Beliefnet

Si tu ropa huele mal al salir de la lavadora, HAZ este truco (página 2)


Ha muerto el niño de 12 años de edad, que según la policía fue atacado y golpeado en su escuela el pasado mes de enero. 

Las banderas en Darby Township School, en Glenolden, Pensilvania, estaban a media asta, en memoria a Bailey O'Neill, quien falleció el domingo. El niño había estado en un coma inducido, después de sufrir varias convulsiones. 

O'Neill, quien cumplió 12 años el día antes de morir, sufrió una conmoción cerebral y una fractura en la nariz en el cruel incidente. 

El domingo pasado, este mensaje fue publicado en el muro de Facebook Building Hope for Bailey (Construyendo esperanzas para Bailey):

 

“Me gustaría dar las gracias a todos los que han rezado y apoyado Bailey y su familia. Bailey ha sido el chico más fuerte que he conocido. Él ha luchado esta larga y dura batalla. Simplemente, no había una manera de arreglar esto. Me gustaría poder decirles que él va a mejorar, pero no puedo. Bailey, se ha ido hoy para estar con Dios”.

 

En un post aparte se les pide a las personas una pequeña donación para los padres de O'Neill, quienes están pasando por un momento de necesidad. 

Obviamente, está claro lo que pasó antes y después de la pelea. La familia está convecida de que O'Neill  fue víctima de bullying. Sin embargo,  tanto las autoridades escolares como la policía “se paran en seco”, al usar el término “bullying”. 

Jack Whelan, fiscal de distrito del condado de Delaware está investigando el incidente para determinar si se debe presentar cargos contra los presuntos agresores de O'Neill. La policía dijo que las lesiones de O'Neill ocurrieron durante un altercado “uno contra uno”, el cual fue capturado en un video". 

El fiscal Whelan está también considerando la posibilidad de una relación entre las convulsiones y las lesiones que obtuvo Bailey O'Neill durante el ataque.

  


Te puede interesar:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus