La influenza o gripe se encuentra entre las enfermedades virales más frecuentes dentro de la población. Ataca el sistema respiratorio y, a diferencia del resfriado común, puede estar acompañado de episodios de fiebre alta.

Es contraída por contacto con el virus a través de partículas de saliva y secreciones nasales o, indirectamente, por un componente infectado.

Pero nuestra cultura está obsesionada con el trabajo, lo que hace que siempre estés muy ocupado, por lo que nos exigimos tanto el uno al otro que el 90 por ciento de las personas van a trabajar aun cuando están enfermas. Eso es poco sano para todos, pues un número mayor de empleados se enfermaría y la productividad mermaría. Si usted tiene personas a su cargo en el trabajo y estos están enfermos, envíelas a casa. No sólo vas a proteger la salud de todo tu equipo, sino que la cultura de la oficina va a ser mejor.

Síntomas de la gripe

Las manifestaciones clínicas de la gripe son rápidas, y, por lo tanto, esto lo diferencia del resfriado. Los síntomas empiezan a aparecer de 1 a 7 días después del contacto con el virus.

Los síntomas pueden aparecer inesperadamente, en diversos niveles de gravedad, de acuerdo con la capacidad de defensa del sistema inmunitario.

Las enfermedades tales como un resfriado o la gripe necesitan seguir su curso, y usted va a querer hacer todo lo que pueda para mimarse mientras tanto. Al dejar de trabajar y descansar, y haciendo que su entorno sea lo más acogedor posible, y , por supuesto, bebiendo y comiendo las cosas ideales para contrarrestar la gripe, podrás recuperarte fácil y rápidamente.

Muchas personas con gripe tienen una enfermedad moderada y no requieren atención médica ni medicamentos antimicóticos. Si usted se enferma con los síntomas de la gripe, generalmente, usted debe permanecer en casa y evitar el contacto con otras personas, excepto para obtener atención médica.

Sugerencias:

-Junto con la gripe puedes perder mucho líquido, por lo que es muy importante reponerlos. Tome mucha agua y bebidas isotónicas para reponer las sales minerales que faltan.

-Haga ejercicio sólo si sus síntomas están por encima del cuello. En caso de que tenga un resfriado frecuente con síntomas como goteo nasal o estornudos, el ejercicio moderado puede ayudarle a sentirse mucho mejor. Es posible, como ejemplo, despejar el paso nasal. Pero trate de caminar en lugar de trotar, y tomar descansos cada vez que usted piensa que los quiere. En caso de que tenga síntomas de alguna enfermedad o gripe, como malestar estomacal o tos, evite el ejercicio. Podría causar que sus síntomas empeoren.

-Los aerosoles nasales salinos podría ayudar a despejar la nariz y la congestión que podría acompañar a la gripe.

-Los caldos, los zumos de frutas junto con las infusiones de plantas son una fantástica alternativa.

-Es posible utilizar sueros caseros o sueros de rehidratación oral que vendan sin receta en la farmacia.

-Masaje en el pecho con aceites esenciales descongestionantes o vaporub.

-Preparar remedios caseros.

-Infusiones relajantes

Las propiedades de varios remedios caseros pueden aliviar el malestar general, la congestión y otros síntomas basados en esta enfermedad.

Pueden ser un sustituto para las medicaciones tradicionales, o pueden ser utilizadas como complemento para reforzar sus defensas.

Algunas opciones exitosas son:

  • Vapores con manzanilla o eucalipto
  • Infusión de equinácea, saúco o jengibre
  • Miel y limón
  • Cebolla y miel
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus