Beliefnet

Mira Lo Que Ocurrió En El Homenaje Del Equipo Chapecoense

CLICK AQUÍ PARA VOLVER AL INICIO DE LA HISTORIA… Entonces Dios volvió a mostrar lo poderosa que es la oración! A medida que la resonancia magnética del hospital en Boston fue comparada con la resonancia magnética realizada en el nacimiento de Abigail, los médicos estaban absolutamente asombrados. ¿Qué había en la última resonancia magnética que no coincidía con la que había en el original?


Mientras que el tumor todavía era enorme, los médicos de Boston podían ver más cerebro y menos tumor del que había estado allí en el nacimiento, con menos presión en el cerebro. El neurocirujano era cautelosamente optimista de que, en lugar de ser el tumor maligno y cancerígeno que había aparecido antes, había una posibilidad de que esto pudiera ser en realidad un tumor benigno disfrazado de algo mucho peor de lo que realmente era.

El plan era hacer una biopsia para confirmar. Si el tumor era maligno, entonces el riesgo de tratar de eliminarlo sería considerado mayor que el beneficio, tal como lo había sido en el nacimiento de Abigail. Sin embargo, si se determinaba durante la biopsia que la masa era benigna, cambiaría radicalmente todo. Y como todos sabemos, ¡cuando Dios aparece, un cambio radical sucede!


Mientras amigos y familiares continuaban orando, los Jones enviaron a su pequeño milagro a la sala de operaciones. El plan del neurocirujano era tratar de eliminar la mayor cantidad de tumor posible si era benigno.

La familia no pudo evitar sentirse nerviosa. ¡Pero Abigail no se había cansado de ser llamada un milagro! Pronto recibieron la noticia de que la cirugía se hizo y no podría haber salido mejor.


El tumor no era maligno, y los médicos había eliminado todo con éxito. Y a la familia que se le había dicho una y otra vez que se despidiera de su querida bebé, a esa misma familia se le dijo que ¡su niña viviría!

QUE MARAVILLOSO MILAGRO HIZO DIOS ¡COMPARTELO! 


Estos errores que cometí, hicieron fracasar a mis hijos.

10 cosas que no sabes sobre ser mujer... nop, no las sabes...

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus