Beliefnet

Hola, mi nombre es Rebeca, tengo 23 años.

Soy casada, tengo una hermosa hija de 2 años. En mi matrimonio me llevo muy bien con mi esposo, bueno, tenemos discusiones pero nada fuera de lo normal. 

Sin embargo, mi gran problema es que guardo un terrible secreto… Mi problema es que, cuando yo era una niña… mi padre intentaba abusar sexualmente de mí y de mi hermana, cosa que nunca entendí, hasta mucho después. 

Yo veía cómo tocaba a mi hermana en sus partes intimas, nunca la penetro, ni a mí tampoco, pero eso no me hacía sentir mucho mejor que digamos.

Recuerdo que cuando dormíamos, sentía sus manos entre mis piernas o sentía cuando él tocaba a mi hermana. Para tratar de defenderme, lo que yo hacía siempre era hablarle fuerte para que escucharan mis hermanos o mi mamá. Aunque para ser sincera, de muy poca ayuda fueron ellos. Pues la verdad cuando crecí un poco más y ya mi cuerpo tenia formas, mis hermanos también me tocaban. Jugando y jugando rozaban sus partes intimas con las mías. Éramos cuatro hermanos en total: mi hermana de 18, mi hermano de 15; mi otro hermano de 12 y yo de 10. Mi mamá, aunque yo le contaba, no hacía nada. Incluso, creo que a mi hermana le gustaba que mi papá la tocara porque buscaba estar a solas  con él, para que le metiera mano y todo. 

Mucho después, cuando ya éramos adultas y mi hermana estaba casada, yo me atreví a reclamarle -en frente de mi mamá- que por qué me había hecho eso; que mi papá quería seguir conmigo igual que con ella, y a mí, no me gustaba. Su respuesta, me dejó helada: me contestó que ella lo hacía para  ..LEER MÁS 


ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Testimonio: De bruja adivina a mujer de Dios

Confesiones de pecados muy secretos

Confesiones de madres adolescentes solteras

Te confieso mi terrible venganza

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus