Beliefnet
¡Ay, yo creo que mi novio o ex novio me usa! La verdad es que no tengo claro, qué tipo de relación es la que tenemos. 

Pero comencemos desde el inicio, mi nombre es Flor María, y me siento muy triste y desolada. Alejandro es el nombre de mi ex novio; y lo extraño mucho porque llegamos a tener una bella relación de pareja, con mucho amor (eso creo yo). Pero él decidió terminar conmigo, luego de una serie de situaciones molestas; por mis reclamos y celos. No obstante, de la nada, yo no lo celaba. Él me dio muchas veces los motivos y no me los inventé yo. 

Amigos, vi mensajes sospechosos en Facebook y en su celular; y para ser exactos, en dos ocasiones (de las tantas que salíamos), le llamaron a su celular y, cuando respondía, no decía ningún nombre; hablaba como para disimular. Además, no tardaba ni un minuto en cortar la llamada; y cuando cortaba la llamada, yo le preguntaba: “¿quién era?”, y él sólo contestaba: “¡Ah, un amigo!”. Entonces, yo le decía: “Y… ¿por qué  no le llamaste por su nombre? ¿Por qué lo trataste como que era una mujer?”. Él ya no respondía, y molesto me decía: “¿Ya vas a empezar, Flor? ¿Qué está mal contigo?...”. Supuestamente, por mis celos e inseguridades él se harto de todo eso y ya no quería seguir así.

Para no hacer larga la historia, él terminó conmigo el 15 de octubre de 2013, y me buscó nuevamente el 10 de diciembre de ese mismo año. De esta última fecha para acá, no nos hemos dejado de hablar; él no me ha dejado de buscar. Además, se ha hecho cargo de algunos pagos míos y de mi hijo; me ha hecho regalos a mí y a mi hijo también. 
Este hombre me ha seducido, nos hemos besado y hemos tenido intimidad, ya cuatro veces. Pero de la última fecha para acá no hemos vuelto porque él dice que ya tiene novia; y si yo he accedido a estar con él es porque… por mis medios he averiguado que no anda con nadie y definitivamente lo amo… 

Una amiga que tenemos en común sabe toda la historia, desde que empezamos, hasta el momento; y me dice que ponga toda la situación en manos de Dios, y es algo que ya he hecho. 
En varias oportunidades me ha hecho escenas de celos a escondidas: en tan solo una ocasión, y fue antes que tuviéramos nuestra primera intimidad; y después de terminar yo le pregunté si ya habíamos regresado…, pero me dijo que no, porque él ya no quería seguir con los mismos problemas entre nosotros; y que además, él ya tiene novia. 

¡No se vale! En las cuatro ocasiones en las que hemos tenido sexo, yo he entregado el alma, cuerpo y corazón porque definitivamente, lo amo. En las cuatro ocasiones que hemos estado juntos ha cambiado su forma de tratarme, en ese momento; pero luego, al día siguiente es como si se hubiera arrepentido y me trata como que fuéramos “amigos”. 

La cuestión -y lo que me trae mal- es que ya no sé qué hacer. ¿Qué me aconsejan? 


TE PUEDE INTERESAR:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus