Beliefnet

Conoce La Mejor Receta Casera Para Eliminar Los Piojos En Tus Hijos

¿Qué le pasa a mi marido que no me pone atención? ¿Es mi culpa todo esto?

Así empieza el correo de esta angustiada mujer, y continúa de la siguiente manera: 

Así es, como lo oyen. Me llamo Mariana y tengo 39 años; colombiana, y tengo 15 de casada.
De un tiempo para acá, me he convertido en una mujer invisible para mi marido. Él es agente de ventas en una empresa de partes automotrices. 
Sale al menos dos días fuera de Bogotá, y mínimo una noche se queda a dormir fuera. Si apenas hace unos 3 meses andaba muy cariñoso, enviándome flores desde allá donde andaba de trabajo, y cuando llegaba me llevaba a cenar fuera de la casa.

Después hace como un mes, así de la nada, un día se molestó conmigo porque asistí a una reunioncita de mis amigas de la iglesia, y aunque la reunión era de mujeres, dio la casualidad que llega uno de los maridos de una hermana y con él iba su hermano, un hombre joven, muy bien parecido y con un excelente estilo para vestir. 
Y que toman unas fotografías pues,¡y las suben al Facebook!, me las ponen en mi perfil y ahí es donde mi marido las ve. 
En una de las imágenes estoy sentada junto al hombre ese, pero créanme, si apenas cruce una o dos palabras con él; más bien él se mostró interesado por otra amiga recién divorciada.

Sí, es verdad que me pareció atractivo, pero hasta ahí, jamás pensé en cosas inicuas de la carne. Lo malo es que en la fotografía si ustedes la miraran dirían que el hombre y yo somos una pareja muy feliz porque el ángulo de cuadro da a parecer como si estuviésemos muy juntos. Pero no, es una ilusión óptica,creo. Como esas imágenes que ustedes compartieron el otro día que parece que son lo que no son. Bueno, mucha explicación y no quiero perderlos.

Pues mi marido ve las imágenes y me avienta con la Tablet, casi me pega en la cara y me dice: 
- Y yo matándome para que lo tengas todo y tú divirtiéndote con tus amantes...
Y yo que le respondo: 
- ¡Tan chistoso! ¿Fue que tomó caldo de payasito? 
Pero ya que lo vi que estaba enojado en serio, le grité:
- ¡¿Qué Mauricio? ¿Estás loco de remate?! Ni lo conozco, ni sé ni cómo se llama, ¿qué te pasa?

Intenté explicarle pero no me escuchó. Le he rogado, le he enviado textos, le he dejado notas en su maleta; me le he aparecido en el trabajo, y hasta me hizo pasar una vergüenza porque prácticamente me ignoro delante de sus compañeros de trabajo.

Es que, la verdad ya no sé qué hacer. Ya hasta pedí oración a los Hnos. Rodríguez, (pastores), pero me da vergüenza contarles porque esto vale, sí que está ridículo.

Otro detalle, ahora las salidas de trabajo de mi esposo ya no son de un día o dos, ya tiene dos fines de semana seguidos que regresa el martes, y se vuelve a ir el viernes, que dizque a otras ciudades a cosas importantes. ¡Qué extraño se está poniendo todo esto! 

¿Ustedes creen que ya se está olvidando de mí o creen ustedes que es mi culpa todo esto?

Wendolyn  C.

(No publiquen mis otros datos por favor, ni lo otro que les conté)

RESPUESTA:

Lo primero que debes de hacer es orar. Así como lo oyes. No podemos continuar con esta consejería si tú no nos confirmas que has orado y has entregado a Dios este asunto primeramente. 

Creo que al orar a Dios, tú también le pedirás calma y serenidad. 
Tienes que dejar de mirar todo de una manera negativa, y de culparte a ti misma. 
Por favor, no reacciones ante esta situación a como tú ya lo has visto antes en otras personas, y perdona que saquemos este tema, pero no actúes como algunas mujeres de las telenovelas actúan. 

No todo se ha acabado, tu vida no está destruida, tu matrimonio no está deshecho, y lo mejor de todo, no tienes que andar pensando o permitiendo que en tu mente se aniden pensamientos de despecho o venganza. ¡Fuera sentimientos negativos. Permite que la paz divina llene tu ser!

Una vez que esto ha sucedido, cambia tu actitud con tu marido. En vez de estarlo presionando, rogándole, acusándolo con mensajes y correos; mejor, por última, envíale un mensaje o de alguna manera hazle saber que le vas a dar su espacio para pensar, para buscar a Dios y para tomar las decisiones que él tenga que tomar. 

Pídele perdón por lo que le tengas que pedir perdón, aun si no sientes que tú lo has ofendido. Hazle saber que lo amas, y que tú lo estas esperando cada tarde que el sale del trabajo. Si tienes por ahí algunos ahorros, compra un boleto para el teatro, el cine o  reserva una mesa en un café o restaurant. Y hazle saber que estas lista para salir a platicar, y para otras cositas bellas que pueden suceder. Invítalo a otra luna de miel, aunque no tengan que salir de la casa.

¿Sabes?, muchos hombres que andan en esta edad, de entre 38 y hacia arriba, empiezan a sentirse confundidos por muchas cosas de la vida. No todos los varones han sido adiestrados para pensar en todo lo bueno, todo lo puro y todo lo amable como lo manda la Biblia. Todo lo contrario. Ellos empiezan a ver todo lo negativo de la vida y sienten que no han funcionado como hombres. Y como no han sido capacitados para atravesar este tipo de situaciones, lo primero que hacen es externar o desquitarse con la persona a quien más aman. A veces con la esposa, los hijos u otros familiares.

Yo siempre he creído, y estoy seguro, que cuando uno de los cónyuges se da cuenta de que existe un problema matrimonial,  y está consciente que algo se puede hacer para que se arregle, ese cónyuge debe de dar el primer paso, y el segundo y el tercero hasta que el otro cónyuge capte la idea. 

El también tiene que participar para arreglar esta situación, pero tú tendrás que dar esos primeros pasos.

Así que, ya fortalecida en Dios, empieza con mis sugerencias de arriba. Conquístalo de nuevo. Deja de imaginarte cosas que tal vez no son, y si lo fueran, tú eres la esposa y tú eres quien lo ama. Aleja de tu corazón odio, orgullo y falta de perdón. 

Por tu futuro, el de él, y el de sus hijos, alguien tiene que dar los primeros pasos en humildad y esa serás tú. Estoy seguro de que él  te lo agradecerá.
No hay nada ni nadie que pueda contra una mujer llena del poder de Dios, del amor de Cristo y de un amor renovado por su marido y por sí misma.

Y creo que algunas personas también estarán dispuestas a escribir alguna respuesta aquí debajo.



Bendiciones,

Equipo de DiosEsBueno.Com

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus