Beliefnet

Conoce El Temperamento De Una Mujer Por Cómo Duerme

Gracias por ayudarme con sus consejos. Dios bendiga esta hermosa página donde muchas mujeres encontramos ayuda para nuestras aflicciones. Yo ya he aconsejado aquí mismo y, pues... ahora me toca a mí.  Necesito salir de este problema rápido. ¡Ya no aguanto! Me dan ganas de largarme lejos, aunque yo sé que lastimaría a mi familia, sobre todo a mis hijos que son adolescentes.

Me casé con Fernando a los 30 y el tenía 32. De eso, ya hace 17 años. Tenemos una niña  y un varoncito, de 16 y 14 respectivamente.

Yo trabajo en una dependencia federal en México. Soy abogada de profesión, pero aquí en mi trabajo termino haciendo de todo. Mi marido es contador y trabaja para una empresa de medicinas.
Hemos llevado una vida relativamente feliz. Hemos tenido tensiones en el pasado por problemas financieros, desacuerdos en cómo corregir a los hijos y otros problemas típicos de otras parejas, creo yo.

Nuestra vida íntima, pues siempre ha estado más o menos. No creo que él sea totalmente feliz conmigo como mujer, y en el fondo, para que les miento, yo tampoco estoy del todo satisfecha. Siempre me queda esa sensación de que me hace falta algo, y  a él también, pienso yo. Aun así, hemos vivido, digamos a un 90 % de nuestro potencial como pareja y familia, en felicidad y estabilidad.

Pero, de repente, de un año para acá, nuestra relación se ha venido a pique. ¿Por qué? No sé. El me culpa a mí de todo cuando  hemos hablado del asunto, aunque nunca hemos tenido una conversación seria en la que él no termine gritándome y aventándome cualquier cosa que encuentra en el camino.

Me echa en cara que yo me vista bien para ir al trabajo. Me echa en cara que yo me mantenga delgada y en forma. Me echa en cara que yo siempre le sonrió a todos los hombres (¿Y qué quería, què les lloré?).
Me recrimina que nunca soy cariñosa con él. Según yo, sí lo soy. Mis hijos me dicen que lo soy. No sé por qué me dice él eso.

¿Y yo que le contesto al...? Pues, también, no me quedo callada. Mi marido es muy dejado, mi esposo es un tonto.  Tiene tantas cosas a su favor en su vida, y hasta en su familia, y siempre termina decidiendo por lo más bajo, lo más pobre y lo más miserable. En su manera de arreglarse, en su manera de comprarles ropa a los niños y a mí. Odio que él me compre “regalos”. Siempre me trae utensilios de cocina y lo único que me ha comprado de prenda de vestir fue un delantal para cocinar.

Hace un mes él se presentó de repente en mi trabajo sin avisar, y por casualidad, me encontró encerrada en una oficina con el…

CLICK AQUÍ PARA SEGUIR LEYENDO:

DEJE SU CONSEJO, EN LA PÁGINA SIGUIENTE


CARTAS SIMILARES A ESTA:

Enamorada de un hombre que no es mi marido.

Regresa a mi vida un amante del pasado

Mi esposa me deja porque es una mujer moderna

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus