Beliefnet

Los Doctores Le Dijeron Que Debía Dejar Morir A Uno De Sus Trillizos, Pero Mira Lo Que Ella Respondió

1. El abuso físico

Muchas mujeres confundidas creen que la violencia solo implica recibir golpes de tu pareja. La violencia no trata solamente de la agresión física: empujar, tirar, aventar cosas cuando está enojada o enojado, gritarte groserías, etcétera. Eso es violencia, y a la violencia no se justifica con nada, aun cuando crees que tienes todo el derecho.
Así que, ya sea que te pegó una vez o que tu pareja descarga en ti continuamente sus frustraciones, esto es abuso físico. El abuso físico puede provenir de argumentos emocionales; cuando llega a este extremo, la confianza y el respeto se pierden y el sentimiento predominante pasa a ser el miedo.
Usted puede tratar de perdonar y olvidar el primer incidente, pero no te culpo si lo hace de nuevo. Si la violencia está presente en su relación es momento de decir "Basta" (incluso si es la mujer la que pega).

2. Tu pareja no te considera en lo absoluto

Con la faena del día a día, con el trabajo, los niños, la escuela, la casa, tu trabajo... llega un momento en el que no notas que a tu pareja no le importa si estás cansada, enferma, ocupada... a tu pareja parece no importarle y, peor aún, él o ella espera que las cosas sigan haciéndose igual y, por el contrario, en vez de ayudarte o simplificarte la vida, te agrega muchísimo más estrés. Esta es una clara señal de que tu cónyuge no te considera en lo más mínimo.

3. La adicción

Ya se trate de juegos de azar, drogas, alcohol o alguna otra cosa, cuando su pareja se ha vuelto adicta a tal punto que se convierte en un problema y está afectando su propio bienestar, la relación está condenada.

Si no está dispuesto a cambiar o no puede cambiar ni buscar ayuda, lamentablemente... a usted no le queda de otra. Si ese es su caso, usted está en una relación de pareja no de terapeuta. Si las cosas no cambian, ya sabes dónde está la puerta. Quizás dejando la relación lo obligue a darse cuenta de que es hora de hacer algunos ajustes serios en su vida.

4. Es tu peor crítico

Esto es peligroso, cuando sientes que tu pareja se cree mejor que tú; que es perfecto, que sabe hacer las cosas mejor que tú, y te critica sin parar… es una mala señal. Si tu pareja critica la forma en que vistes, en que trabajas, piensas, ríes... Es como si nada de lo que haces pareciera satisfacerle. Frases como "Nunca haces nada bien", "Tengo que hacerlo yo para que todo salga bien", son frases hirientes que te hacen sentir como si fueras atacada constantemente por quien esperas apoyo incondicional.

5. La infidelidad

A pesar de que últimamente los medios de comunicación han querido vender el engaño o la mentira como algo normal en hombres y mujeres, no es normal. Esto no es normal en una relación sana.

Si no puedes decirle a alguien la verdad y estás constantemente en búsqueda de lo que no se te ha perdido; entonces es hora de reconsiderar lo que está haciendo.
... CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE


¿Cuándo decir: "Basta" en una relación?
IR A LA PÁGINA:

1,   2,   3,   4



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus