Médicos del mundo defienden a la colega residente que atraparon durmiendo en el trabajo