Beliefnet

Tónico Natural Para Eliminar Las Canas 100% Efectivo

 

San Salvador- Seis miembros de la iglesia evangélica Príncipe de Paz, conversaban en un comedor en las afueras de la iglesia, en el cantón de El Níspero de Tacuba, departamento de Ahuchapán, cuando supuestos miembros de la pandilla Barrio 18 penetraron al lugar y los asesinaron. Entre las víctimas había un menor de edad. 

Según testigos, cinco hombres entraron al comedor y le ordenaron a los evangélicos levantarse sus camisas y luego los ametrallaron, sin decir nada más. 

Las víctimas: el joven estudiante Jesús González, de 16 años; Melvin Eliseo Rosales, de 28, agricultor; Santos Mendoza, de 29, agricultor; Raymundo Rosales, de 30, agricultor; Hugo Mendoza, de 25, empleado de una finca y Faustino Aquino García, de 54 años, caficultor y secretario de la cooperativa La Concordia. 

Pero, ¿qué relación podría existir entre las víctimas y los supuestos pandilleros? 

La Policía informó que los asesinos utilizaron cuatro tipos de armas de fuego de diferentes calibres. Pero entorno a estos asesinatos existen dos versiones, de las cuales una de ellas podría ser la razón de este horrendo hecho. La primera versión cuenta que, posiblemente, uno de los hombres fue testigo de algún crimen y quisieron eliminarlo. Sin embargo,  la segunda versión, deja abierta la posibilidad de que una de las víctimas haya estado relacionada con las pandillas.

No obstante, los familiares de las víctimas dicen que sus parientes no eran pandilleros. Orbelina,  una de las madres dolientes, que perdió a sus dos hijos mayores: Melvin Eliseo Rosales  y Raymundo Antonio Rosales, dijo: “Debo de seguir adelante, porque prometí a mis hijos cuidarle a sus niños hasta que pudieran trabajar en la vida. Están pequeños y necesitan mucho amor. Sólo Dios me podrá ayudar con tanta necesidad económica".

Según expreso la madre, a ella no le interesa saber quiénes arrebataron la vida de sus dos hijos. Orbelina dice que se lo deja a Dios.

"Mi Dios sabrá qué pasó. Hasta donde yo sé, mis hijos tenían buen comportamiento. Estaban en ese lugar porque habían sido invitados por una vecina. Trabajaban para darle de comer a sus hijos. Así les enseñé yo en la vida", añadió la señora luego de haber enterrado a sus dos hijos.

La Policía está investigando el lamentable suceso, el cual es el segundo ataque registrado en una semana contra evangélicos.


TE PUEDE INTERESAR:

Cómo evitar que tu hijo esté en una pandilla

Cómo pueden manejar la ira los adolescentes

Mira cómo los padres están previniendo las pandillas

El blog del narco

¡CHANGA SU MADRE!


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus