Beliefnet

Impresionante Testimonio. Cantante cristiano es asesinado y Dios lo resucita

Se han secuestrado más de 500 chicas cristianas en  Egipto desde la revolución de enero de 2011. Las han tomado a la fuerza y las han obligado a casarse y convertirse al Islam, totalmente en contra de su voluntad.

Los casos han sido documentados por la Association of Victims of Abduction and Enforced Disappearance (AVAED); la cual afirma que jefes salafistas son quienes comandan casi todos los secuestros, ayudados por el Ministerio del Interior. 

Ebram Louis -quien preside la AVAED- aseveró que “existe en cada provincia egipcia una asociación salafista que maneja este tipo de secuestros. Mantienen a las secuestradas en casa, y sí, se informa a la policía que una niña está secuestrada y se le dice donde. La misma policía avisa a los salafistas para que la muevan y así se pierde todo rastro de ella”. 

Said Fayez, abogado de la AVAED dice que las chicas son menores de edad y cada vez lo son mucho más, y oscilan entre los 13 y 14 años de edad. 

Uno de estps casos es el de Sarah Ishaq Abdelmalek, de 14 años, residente en Dabaa. Desapareció cuando iba a la escuela el 30 de septiembre del 2012, luego de que se detuvo en una librería. El padre de Sarah luego acusó al portero de la librería -un salafista- de secuestrar a su hija y casarse con ella en contra de su voluntad. Sarah luego fue trasladada a Libia con ayuda del Ministerio del Interior. 

Mientras tanto los secuestradores confirman que la menor salió de su casa y abrazó el Islam, y por esta razón, se casó con un musulmán voluntariamente. El Frente Salafista dijo que no entregaría a Sarah de ninguna manera, ya que están actuando por el puro interés de sus derechos humanos. Según la ley egipcia, ninguna persona puede casarse ni cambiar de religión antes de los 18 años. 

El fiscal de la ciudad de Alejandría ordenó la aprensión del secuestrador de Sarah, pero la policía no ha tomado ninguna acción. 

Otro de los casos tuvo un final feliz: Ágape Essam Girgis (13 años) desapareció el 23 de diciembre de 2012, cuando viajaba en un taxi con dos trabajadores sociales de su escuela y un maestro. 

Aparentemente, Ágape fue drogada y despertó en un lugar desconocido con una anciana y dos musulmanes, quienes trataron de convertirla al Islam. La menor fue forzada a utilizar el atuendo islámico, fue golpeada varias veces, pero no quiso dar las confesiones islámicas de fe. Luego de las manifestaciones de la familia de Ágape, la menor fue devuelta de su cautiverio el 31 de diciembre. 

En Egipto, muchas familias cristianas no envían a sus hijos a la escuela, por temor a que sean secuestrados.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus