Beliefnet
En 2014 Samuel Forrest, originario de Nueva Zelanda, enfrentó muchas dificultades familiares cuando aún vivía en Armenia. Resulta que Ruzan, su esposa, esperaba la llegada de su hijo. Todo estaba listo para ese gran momento. Sin embargo, las cosas no salieron según lo planeado, a pesar de que creían tener a los doctores, el hospital y los cuidados correctos. 

El 21 de enero uno de los doctores se les acercó y les informó que su pequeño Sam había nacido con síndrome de Down. 

Ruzan quedó impactada, pues en Armenia se considera una vergüenza la discapacidad, por lo que las discusiones en la pareja empezaron porque Ruzan quería abandonar el bebé. Pero el padre no estaba de acuerdo en deshacerse de su hijo, lo que lo llevó a decidirse entre el amor de su vida o su bebé.  (Continua leyendo mas abajo)

(Aquí deseamos mencionar que muy desgraciadamente en Latinoamérica, en algunas comunidades, también se considera como algo malo el tener a un hijo con síndrome de Down, u otra necesidad especial. Tenemos que cambiar, es una bendición un hijo que nace con una necesidad especial, ya que las familias que se gozan con ellos y se dedican a su cuidado, se convierten en familias fuertes, sensibles a las necesidades de los demás, y son familias muy felices)

Lee estos enlaces: 

Síndrome de Down, somos mas parecidos, que diferentes.

Hermosa sesión fotográfica con mi hija con síndrome de Down.

Adopté un bebé con síndome de Down.

Una semana después, Ruzan, le pidió el divorcio y los abandonó. Samuel quedó solo y desconcertado. Enseguida organizó una campaña en internet para recaudar fondos para regresar a Nueva Zelanda, donde su familia y cuatro hijos de su primer matrimonio los esperaban para ayudarlo a criar al pequeño Leo.

Madre abandona a su hijo con sindrome de Down
El neozelandés ganó la simpatía de todo el mundo. La gente cooperó con la causa y Samuel pudo recaudar unos $ 600.000 dólares, los que le permitieron regresar a Nueva Zelanda y asegurar el futuro de su hijo.

Cuando este caso salió a la luz pública, Ruzan fue odiada por todas las redes sociales, pues las personas estaban indignadas de que esta madre abandonara a su bebé y a su esposo a su suerte. 
Unos meses después, Ruzan Badalyan, arrepentida, volvió a contactarlo. Ella le dijo que se había dado cuenta de su error y que estaba muy equivocada. La mujer viajó a Nueva Zelanda para reunirse nuevamente con su familia. Ruzan pidió disculpa a los medios,  diciendo que no conocía sobre el Síndrome de Down. 

Madre abandona a su hijo con sindrome de Down


Pero muchos creen que el dinero recaudado la hizo 'recapacitar' y educarse sobre de qué trata este síndrome.
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus