Beliefnet

"Garaje 66" El Hombre Misterio Que Fue Encontrado Luego De 16 Años Desaparecido


1. No se vista como que va para una fiesta

He visto personas asistir a un funeral con colores muy brillantes. ¿En qué estaban pensando? absténgase de utilizar ropa con colores fuertes o con diseños; así como también debes evitar los escotes, las minifaldas y las joyas de tamaño exagerado. La clave de la vestimenta para asistir a un funeral está en la sobriedad y la discreción. [Articulo relacionado: Lo que debes hacer en un funeral].


2. Nunca le pida a alguien que se pare al lado del ataúd o que pose para una foto de grupo.


3. Llevar chanclas

No te pongas chanclas, chancletas o flip flops para asistir a un funeral. No importa si tienes 7 meses de embarazo. No es excusa.


4. No te quedes parada o parado como estatua

Ten valor para expresar tus condolencias, hacer contacto visual con la familia cercana, y mostrarles que ellos importan con unas pocas palabras y un cálido abrazo.


5. Reírte a carcajadas

Hay personas que escogen justamente un funeral para "pasar un buen rato", ya que se juntan viejos amigos y familiares que tenías tiempo que no veías. Este  no es momento para chistes... ¿No estás viendo el ataúd?


6. Si el difunto tenía una amante y esta disimuladamente asiste al funeral, no creo que sea el mejor momento para presentarla o presentarlo al cónyuge.


7. Llamar la atención

He visto caer personas con ataques en un funeral, pero tan bien he visto cómo después que se va la persona de interés, la persona se recupera como por arte de magia... No es una forma muy honesta de llamar la atención.


8. Aunque no lo crea, he visto personas que invitan a los dolientes a una discoteca después del funeral. La última cosa que quiere una persona "normal", después de enterrar a un ser querido es irse a celebrar.


9. No hable de sus problemas de salud en un funeral

No hable de sus dolores en el cuerpo y su lista infinita de problemas de salud. Pensarán que está tratando de llamar la atención o que trata de ganar simpatía. En un funeral lo último que quieren oir las personas es saber de sus riñones, de los problemas de su hijo en el trabajo, de los detalles de su última operación. Desvíe toda atención hacia usted. Concéntrese en los familiares afligidos.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus