Beliefnet

¿Cómo saber si mi novia es la voluntad de Dios para mí?




Déjate amar por Dios. Recuéstate en sus brazos,

Déjate rodear por su amor. Que sean SU paz

Y SU sabiduría las que te ayuden a enderezar tus pasos

En medio de la batalla violenta; cuando sólo se oye

El grito de los enemigos. Busca un lugarcito y siéntate:

Cierra tus ojos, cubre  tus oídos, abrígate bajo su sombra y saborea el silencio;

La quietud, la tranquilidad de su mirada.

Y poco a poco, como se levanta la mañana,

Escucharas un murmullo;

Una dulce voz que tu nombre llama,

Y Que te dice:

 

― “OYE, PON ATENCIÓN A QUIEN TE HABLA.

Un día sellé tu destino, y no se me ha olvidado,

Que juntos subiríamos montañas,

Derrotaríamos ejércitos, saltaríamos murallas.

Y si hoy flaquearon tus rodillas, no es tu culpa,

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus