Beliefnet

Remedio Casero Eficaz Contra La Pérdida Del Cabello (Segunda parte)


Desde más allá de la frontera sur de Estados Unidos de América, desde: Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Uruguay, Colombia, México y desde toda Latinoamérica. Movidos por la fe en DIOS, y en un mejor porvenir (Jeremías 29:11) han llegado a este país personas increíbles de: cualidades extraordinarias, alto valor y estima ante los ojos de DIOS.


Muchos vienen de pueblitos y comunidades humildes: Jesús también venía de un pueblo demasiado pequeño, tan pequeño que no fue mencionado en el Antiguo Testamento. Sin embargo, en el Nuevo Testamento - refiriéndose a Cristo-  alguien comentó: “¿Puede salir algo bueno de Nazaret?” (Juan 1:46), menospreciando así a una comunidad humilde; y discriminando así todo vestigio de inteligencia y virtud que pudiese venir de ella.

 

El valor, la valentía, la inteligencia, la educación, no se “heredan” del lugar geográfico en donde naciste, provienes o vives. No eres de más valor o más inteligente, por haber nacido en Nueva York, que por nacer en San Pedro de Sula en Honduras. Sí, sí pueden salir hombres y mujeres extraordinarios muy preparados e inteligentes, y de gran bendición para la humanidad de: Mendoza en Argentina, Maracaibo en Venezuela o de Puebla en México.


Una cosa sé, la fe de estos hombres y mujeres inmigrantes puede transformar América. Desgraciadamente, aquellos que han venido a este país movidos por la fe -no por la ambición como muchos dicen-  son seres humanos que están siendo atacados, satirizados, satanizados, caricaturizados, amedrentados, ahuyentados y finalmente desterrados por el virus colectivo del odio.


Tan solo basta con ver las opiniones tontas de políticos que no saben dónde localizar Nicaragua en un mapa, pero son capaces de lanzar dardos de fuego contra las familias hispanas; culpándolos de cuánta crisis pueda ocurrir en este país, o con leer en la sección de comentarios denigrantes de los periódicos en línea o en los foros de inmigración.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus