Beliefnet

Estudiante enferma de VIH ha infectado deliberadamente a más de 300 hombres

No se trata de esoterismo, tampoco de una consulta del más allá. Se trata de ciencia y nutrición, lo que ha hecho que la página “Protege tu Salud”, erradicada en los Estados unidos, le explique al mundo una forma veraz de cómo poder hacer las dietas precisas.

Se establece en la actualidad que las dietas a la que recurren miles de personas en el planeta, no den los resultados que se deseen por el simple hecho de no saberlas aplicar correctamente.
Las estadísticas de obesidad en Estados Unidos, son tan altas que los nutricionistas han aplicado varias formas de conseguir objetivos claros al momento de resguardar la salud de sus pacientes.
Por lo que los estudios recientes han determinado que se debe estudiar con mayor precisión la anatomía del cuerpo humano, su peso y características para establecer recetas de nutrición acorde con las necesidades que el paciente requiera.

Por ello, nació esta dieta llamada “La Dieta de las Manos”, la cual explica que observando los puntos clave de la palma de nuestras manos, podremos saber qué dietas, qué cantidades y qué porcentajes de nutrientes, carbohidratos y proteínas debemos consumir.
Pero, ¿Cómo se puede explicar algo que parece una locura?


Regla Nro. 1: Cierras tu puño. De esa forma, el tamaño de tu puño, es la cantidad exacta de tus porciones de comida. El puño, como lo explica la gráfica, debe ser medido de frente a ti, de forma que la parte superior de los dedos, mire tu rostro. El contorno de su forma, es la medida correcta.

DIETA-DE-LAS-MANOS.

Regla Nro. 2: El helado proporciona buenas cantidades de azúcares, pero no debes excederte. Al colocar el puño de lado (dirigiendo la parte superior de tus dedos al lado derecho), podrás saber que esa es la porción correcta de helado que debes consumir.

Regla Nro. 3: Si eres amante de las verduras, inclúyelas en tu alimentación diaria. Si no lo eres, haz un esfuerzo por agregar verduras a tu plato. Para saber cuánto, solo pon tus manos juntas con las palmas hacia arriba. A modo de ofrenda, lo que quepa en tu mano, es lo que comerás de verduras.

: Si te gusta untar mantequilla a los panes o galletas, no te excedas en la cantidad. Mide la porción con la punta del dedo índice. Eso es lo que deberás untar en las galletas de soda, de pan o cualquier superficie con la que te guste engullir mantequilla.

Regla Nro. 5: Si el queso no falta en tu mesa, entonces une el dedo índice y el del medio, para medir las porciones de queso que debe comer. El tamaño que tus dedos den, es lo que comerás. Literalmente tu estómago recibirá “Dos dedos de queso”.

DIETA-DE-LAS-MANOS.

Regla Nro. 6: La palma al completo, tiene una función estratégica para medir porciones de alimentos. Si eres amante de la carne, en tu plato debe haber un trozo que mida aproximadamente la palma de tu mano.

Regla Nro. 7: La medida de aceite con la que sofríes los vegetales u otros alimentos, debe estar medida por el tamaño de tu dedo pulgar. Más de eso, saturarías los alimentos de sustancias grasas. Se recomienda que si lo que se sofreirá tiene su propios aditivos grasos, usa entonces la medida de la mitad del pulgar.

Regla Nro. 8:
Para el jamón, si enrollas una tela, esa forma cilindrada del embutido debe estar medida por el grosor del dedo índice.
Estudios han comprobado que la “La dieta de las manos” ha funcionado para moderar el porcentaje de comida que una persona come al día. Con esto, no es necesario hacer supresiones de vitaminas, ni dejar de comer en general. Porque al consumir lo exacto, el cuerpo se va adaptando y el rebajar, será un objetivo alcanzado.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus