Siempre es un poco angustiante recoger a un bebé recién nacido. Son tan pequeños y vulnerables, que ni siquiera pueden avisarte si los estás agarrando de manera equivocada.

Recientemente se dio a conocer la noticia de que un bebé pequeñísimo luchó fieramente por su vida. La niña tuvo la suerte de tener a su disposición un equipo de profesionales médicos de todo el mundo. 
Baby Manushi de Rajasthan, India, nació 12 semanas antes, con un período de gestación de solo 28 semanas, y es el bebé superviviente más pequeño que haya nacido en Asia.

Al momento de su nacimiento, Manushi midió 8,6 pulgadas de largo y tenía un peso de solo 0,88 libras. Como referencia, se trata del peso de una barra de chocolate de Cadbury.
Las dificultades de Manushi comenzaron cuando todavía estaba en el útero. Su madre, Seeta, había experimentado una hipertensión incontrolable durante el embarazo y el feto no recibía suficiente flujo sanguíneo.

El 15 de junio se realizó una cesárea de emergencia. Su piel era tan fina como el papel y sus pequeños órganos aún no se habían desarrollado adecuadamente.

Sus pequeños no eran más grandes que la uña del pulgar de su padre, ya puedes tener una idea de cuán pequeño era este bebé.

Bautizada como un "bebé milagroso" por el personal del Hospital Infantil Jivanta, los expertos médicos creían en un principio que Manushi tenía un 50 % de probabilidades de sobrevivir sin daño cerebral.
De acuerdo con DNA India, el director del Hospital Infantil Jivanta NICU, el Dr. Sunil Janged, dijo:

Cuando nació el bebé, no estábamos seguros de lo que podría pasar.

Ella estaba luchando por respirar, por lo que inmediatamente se le colocó un respirador de soporte respiratorio avanzado para expandir sus diminutos pulmones inmaduros.

Ella no podría ser alimentada adecuadamente debido a la inmadurez de su intestino.

Tuvimos que comenzar el bebé con la nutrición parenteral total, lo que básicamente significa dar todos los nutrientes esenciales, como aminoácidos, lípidos, carbohidratos, minerales, multivitaminas y oligoelementos, directamente a la circulación sanguínea.

El renombrado ginecólogo Dr Vimla Jain dijo:

Generalmente, los bebés que nacen con un peso inferior a 500 gramos tienen menos posibilidades de sobrevivir. Así que su supervivencia es rara.

Chema solo quería vivir, la historia de un bebé abortado

Por lo general, los órganos del cuerpo de bebés con bajo peso, como los pulmones, el corazón, el cerebro, los riñones, el intestino, la piel y las glándulas suprarrenales no funcionan correctamente y necesitan apoyo artificial, por lo tanto, no pueden sobrevivir.

Sin embargo, parece que la niña era mucho más brava de lo que parecía. A pesar de los desafíos iniciales, incluido su descenso de peso durante sus primeros días de vida, comenzó a tomar leche después de siete semanas.

A Manushi le hicieron transfusiones de sangre e incluso le desconectaron el soporte respiratorio temporalmente, lo que le hizo contener la respiración mientras dormía.

Después de seis meses, esta luchadora diminuta está siendo dada de alta del hospital y se cree que es intelectualmente normal, a pesar de que aún tiene 5.2 libras. También se dice que su vista es normal.

Su hija de 2 semanas de nacida no usa pañales, le "comunica" cuando quiere ir al baño

Según el Hindustan Times, el ex presidente del Foro de Neonatología de la India, el Dr. Ajay Gambhir, ha declarado:

"Estamos agradecidos con Seeta y su familia y los apreciamos por dar un nuevo ejemplo a la comunidad.
Rajasthan, donde las niñas, que todavía se consideran una carga, son arrojadas a la basura inmediatamente después del nacimiento o se quedan en el orfanato.
La pareja trató con todas sus fuerzas a su bebé que tenía posibilidades insignificantes de sobrevivir".

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus