Siete maneras de dar prioridad a tu cónyuge y pasarla de maravilla.

El alcaucil, alcachofa o alcacil es una hortaliza poco tradicional. La parte interna de esta verdura es blanda, jugosa y muy sabrosa; y la misma está recubierta por varias láminas o capas de hojas verdes, las cuales están superpuestas en formación de escamas. Su llamativo "diseño" supone cierta dificultad a la hora de cocinarla.  Sin embargo, armados de paciencia y algo de imaginación, podemos preparar una gran variedad de recetas altamente beneficiosas para nuestra salud. 

¿Cómo preparar la alcachofa para conseguir sus beneficios? 


Para que el alcaucil conserve todas sus propiedades, la manera más beneficiosa de cocinarla es al vapor. También puedes prepararla al horno, pero si la cocinas con mucho calor, disminuirás su contenido en vitaminas. Estas contienen vitamina C y vitaminas del grupo B. Por otro lado, es mejor hacerlas sin añadirles agua para que conserven mejor su sabor.

Las propiedades de la alcachofa

Los especialistas en nutrición explican que la alcachofa es rica en potasio. Este es importante para la salud, pues ayuda a mantener el equilibrio de líquidos y electrolitos en nuestro organismo. Igualmente, esta sustancia interviene en la estimulación nerviosa, espasmos musculares y ayuda a reducir la presión arterial. 

Las alcachofas también contienen magnesio, el cual ayuda con el metabolismo, la síntesis de las proteínas y las enzimas. También forma parte de los huesos e influye en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y la contracción muscular. 

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Tratamiento natural contra las hemorroides
Elimina el acné y las espinillas con este tratamiento relámpago con vinagre de sidra de manzana

Más beneficios de la alcachofa: 

La alcachofa contiene fósforo, componente importante del ADN y de las membranas celulares que conforman la estructura ósea y los dientes. También el fósforo interviene en la producción y almacenamiento de la energía. 

El alcaucial o alcachofa es rico en fibra soluble, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal, controlando el estreñimiento. 

Contiene inulina, un prebiótico polisacárido que potencia la flora intestinal y reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares. 

La alcachofa contiene vitaminas del Grupo B, ácido fólico, Vitamina C y vitamina K. El ácido fólico interviene en la síntesis de ADN y glóbulos rojos. El correcto consumo de ácido fólico previene defectos en el tubo neural en el feto durante la gestación.

Tiene efecto diurético, pues contiene cinarina, una sustancia que promueve la secreción de la bilis, ayudando a mejorar el metabolismo de las grasas. 

Del mismo modo, gracias a sus propiedades reguladoras de la salud intestinal, previene el cáncer de colon. 

Además, las alcachofas frecuentemente se incluyen en las dietas quemagrasas, ya que ayudan a saciar el hambre y regular el tránsito intestinal; favoreciendo la correcta digestión de las grasas. 

ADVERTENCIAS: Los pacientes que sufren enfermedad renal avanzada deben evitar las alcachofas, por su contenido en potasio.

LEE TAMBIÉN:

Elimina el acné y las espinillas con este tratamiento relámpago con vinagre de sidra de manzana
Niñera le rompe el brazo a niño de tres años porque se orinó en los pantalones
Preso intenta fugarse de la cárcel en un coche para bebés

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus