Beliefnet

Culiacán, Sinaloa.- La forma en que murieron los dos menores es desgarrador, imaginable solo en la peor pesadilla. A pesar de su trágica muerte, todo se debió a un inocente juego de niños, confirmó el fiscal general, Marco Antonio Higuera Gómez, quien dijo:

"Los menores se metieron dentro de un refrigerador viejo con chapas de esas de las de antes. La madre, por cuestiones de trabajo los dejó solos, atendidos por una menor, prácticamente todo el día", dijo.

La madre trabajaba desde las 9:00 am hasta las 7:00 pm. Cuando llegó a su humilde morada encontró viendo la televisión a uno de sus hijos, pero no encuentra a los otros dos. Busca por todos lados, llamó a una amiga y al no dar con el paradero de sus hijos dio parte a las autoridades policiacas.

Angustiada, la madre abre el refrigerador y se espanta al ver caer uno de los cuerpos sin vida de uno de sus hijos. Intentó desesperadamente resucitar a sus niños: les dio respiración de boca a boca, e incluso, les echó agua para ver si volvían a la vida… Pero nada pudo hacer para reanimarlos, pues ya tenían horas encerrados.

Incluso, el hermanito que quedó afuera trató de abrir el refrigerador, pero no pudo, el niño solo  tiene 2 años de edad. El refrigerador tenía viejas bisagras de los que se les ponía candado, informó el fiscal.

Al llegar los paramédicos confirmaron el deceso de los niños Abraham y Johana, de 3 y 7 años de edad.

Los vecinos no salen de su asombro, pues todos los días miraban pasar a los niños 'saludadores'. “No sabía, no lo puedo creer. Yo los veía pasar, los niños siempre me saludaban”, expresó una empleada de un centro de cómputo, localizado a un lado de la vivienda donde ocurrió la tragedia.

Salvador Gastélum, quien trabaja en un estacionamiento público ubicado al otro lado de la vieja casona abandonada y utilizada como vivienda, coincide en que los niños eran muy amables y “muy saludadores”.

Higuera Gómez explicó que la vivienda de la familia es una casa abandonada, habitada por gente muy pobre; la madre de los niños tiene que trabajar muchas horas para mantener a sus hijos. “Por desgracia, la vida te da una lección dura, y a nosotros nos queda verificar los motivos, y encontramos que fue un accidente que inició como un juego de niños y termina como tragedia”, agregó el fiscal general

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus