Beliefnet

¡Impactante! Ángel Guardián Es Grabado Por Cámara De Seguridad En Un Hospital



Estuvo perdido durante 13 meses en el mar abierto, en un sencillo bote, comiendo pájaros, tortugas y pescado crudos. Esta hazaña ha convertido al pescador salvadoreño, José Salvador Alvarenga, en una noticia mundial. Lo trasladaron a un lugar no determinado, desde las Islas Marshall. ¿Por qué? Para evitar a los medios de prensa que han invadido el archipiélago desde su hallazgo, hace algunos días. 

De acuerdo a los reportes de prensa, Alvarenga —que trabajaba para la empresa mexicana “Camaroneras de la Costa”— había salido en diciembre de 2012 desde Costa Azul, junto con un joven compañero en una expedición de un día para atrapar tiburones. 

De acuerdo a lo indicado por el náufrago en el hospital donde fue asistido, poco después de salir a mar abierto fueron sorprendidos por una tormenta. El motor se averió y quedaron a la deriva. 

A cuatro semanas de su desaparición, el joven dejó de existir. Su deceso se debió –según Alvarenga— a que se negó a comer animales crudos. Por otro lado, José Salvador se alimentó de tortugas, pájaros y pescados crudos para sobrevivir. Tomaba agua de lluvia que pudo recolectar y hasta bebió de su propia orina para no morir de sed.

Alvarenga continuó solo a la deriva en su embarcación durante más de un año, sobreviviendo en las condiciones citadas, en un periplo de 10.800 kilómetros a mar abierto; antes de arribar a las Islas Marshall, primer lugar donde vio tierra, a medio camino entre Hawaii y Australia, en el Pacífico Norte.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus