Santa Claus Se Comunica En Lenguaje De Señas Con Una Pequeña y Es Muy Conmovedor.

Dios me dijo: "Me gustaría que pensaras en mí para conseguir un Falcon 7X". Le dice a los televidentes: "Oren para que se conviertan en socios".

 

Jesse Duplantis, el evangelista del evangelio de la prosperidad con base en Destrehan, Luisiana, Estados Unidos, y cuyo alcance es mundial está pidiendo a sus fieles discípulos dinero en efectivo para comprar un jet que cuesta 54 millones. 

Pero ¿para qué Duplantis quiere ese jet? 

Jesse Duplantis, responde: "para que podamos movernos a cualquier lugar del mundo en una sola parada". Él intenta recaudar los fondos a través de un vídeo publicado la semana pasada en el sitio web de su ministerio.

 

"Creo que, si el Señor Jesucristo estuviera en la Tierra ahora, no estaría montando un burro", dice Duplantis en el vídeo. "Estaría en un avión volando alrededor del mundo", afirma.

Eso es lo que piensa el líder de Jesse Duplantis Ministries, que lleva 40 años, y ha pagado dinero por tres jets personales "simplemente usandolos para el Señor Jesucristo". El último pedido fue en 2006, dice.

Su objetivo ahora es adquirir un Dassault Falcon 7X, un jet trimotor con un alcance de 5.950 millas náuticas. Sus cabinas personalizables acomodan de 12 a 16 pasajeros. Un artículo de 2017 en SherpaReport.com, un sitio enfocado en viajes aéreos personales dice que el precio récord para un nuevo Falcon 7X era de 54 millones.

Duplantis dice en el vídeo que Dios me dijo: "Me gustaría que pensaras en mí para conseguir un Falcon 7X". Le dice a los televidentes: "Oren para que se conviertan en socios".

La solicitud de Duplantis llegua a cuatro meses de que un segundo televangelista, Kenneth Copeland, con sede en Newark, Texas, declaró que había comprado un nuevo jet Gulfstream V. Este avión, cuando se comercializó inicialmente en 1998, tuvo un precio de 36 millones de dólares, informa The Christian Post.

-  El plan de Dios es mucho mejor

 - Oración por finanzas, empleo o negocio

Duplantis y Copeland en 2015 defendieron el uso de jets personales. En una sección del programa de televisión de Copeland, afirmaron que los aviones comerciales estaban llenos de "un grupo de demonios" que atascan sus agitados horarios con peticiones de oración, según lo reportado en The Washington Times.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus