Líder JUDÍO extremista, dice que los cristianos somos vampiros chupa sangre...

Para disfrutar de un sabroso helado hay que hacerlo rápido, porque se derrite tan pronto lo sacamos del congelador. Pero parece que ya esto ha llegado a su fin, pues científicos japoneses han desarrollado un helado que no se derrite. Todo se lo agradecemos a un accidente de un chef.

Las grandes empresas de hoy en día buscan la manera de prolongar la vida de sus productos. Pero ellos no son los únicos, a todos nos gusta lo duradero. Las personas siempre están tratando de sacarle el máximo provecho a las cosas, por lo que recurren al maquillaje permanente, a los enlatados, a los cosméticos que prometen prolongar la juventud...  y ahora el helado que no se derrite.

Así es, el helado que no se derrite proviene del lejano Oriente. No importa que estés en la playa bajo un ardiente sol, es inderretible. Pero lo más asombroso es que conserva el frío por dentro, por lo que sigue siendo helado.

Más:  Los mejores alimentos para quemar grasa abdominal

Más: No te pierdas estos alimentos que ayudan en la producción de colágeno 

Más: Efectos secundarios de la quimio y radioterapia


Se acabaron los días en los que deberás darle un baño a tu hijo después de darle un helado. Pues como ya sabemos, mientras se derrite va chorreando y perdiendo su forma; quedando las ropas manchadas y los dedos pegajosos por toda el azúcar que contiene estas delicias.

Pero ¿cómo desarrollaron este helado que no se derrite?

Pues, todo comenzó en una cocina de un pueblito pintoresco en Japón, en el Distrito Hiashi-Chaya; donde aún se pueden ver geishas caminando por las calles.  En fin, gracias a un error de un cocinero podemos disfrutar de este invento. El hombre intentaba darle uso a unas fresa cultivadas durante el terremoto y posterior tsunami de 2011 y por accidente descubrió esta novedad.

Empeñado por aprovechar las fresas y no desecharlas, experimentó con varias recetas hasta que logró preparar una crema pastelera que solidificaba las fresas. Así fue como un grupo de estudiantes del Centro de Investigación de Desarrollo Bioterapéutico de la Universidad de Kanazawa, curiosos por el experimento en la cocina de este chef, le dieron seguimiento. 

La Universidad de Kanazawa tiene como principio estar abierta a la comunidad, por lo que, gracias a este enfoque surgió el interés por desarrollar este helado singular.

El profesor de farmacia, Tomihisa Ota, quien además es científico investigador, explica por qué el helado no se derrite. "Todo se debe al polifenol", dice el profesor.

¿Qué es polifenol? Pues es una sustancia líquida extraída de las fresas. Esta hace que la separación del agua y las grasas que componen el helado sea difícil, prolongando su forma, incluso si te comes tu helado al medio día al sol.

¿Más químicos para el cuerpo? No, gracias.

¡Tranquilos!, que se trata de una sustancia natural sin aditivos químicos. Esta es la razón por la cual este heladito a salido a la venta sin necesidad de pasar por controles exhaustivos sanitarios. Incluso planean comercializarlo al resto del mundo. Por ahora solo se vende en Japón, bajo el nombre de "kanazawa Ice". Comercializado por la compañía Biotherapy Development Research Center. El helado está de venta en una tienda que lleva el mismo nombre del helado. Cuesta 500 yenes (4.5 dólares) y si lo quiere comprar tiene que ir hasta el Distrito Higashi-Chaya. Allí podrás disfrutar de deliciosas ofertas gastronómicas, entre ellas platos tradicionales japoneses. Es un lugar muy acogedor, te va a encantar.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus