Expertos del gobierno japonés han advertido que un mega-terremoto tan grande como el desastre ocurrido en Fukushima en 2011 puede golpear la región más septentrional del país en los próximos 30 años.

¿Qué pasó en Fukushima en 2011?

El 11 de marzo de 2011 se produjo un terrible accidente nuclear en Fukushima. Hablamos del accidente nuclear más grave de la historia después del accidente nuclear de Chernobyl.

El accidente nuclear fue provocado por un terremoto de magnitud 8,9 grados, cerca de la costa noroeste de Japón. Como consecuencia del terremoto se produjo un tsunami que causó graves daños en la central nuclear de Fukushima Dahiichi, ubicada en la costa noreste de Japón.

Los expertos del Gobierno japones pronostican un terremoto "inminente" el cual atacaría la costa pacífica de Hokkaido, la isla más septentrional de Japón, lo que probablemente desencadenará un tsunami masivo, dentro de las próximas tres décadas.

¿Qué hacer en caso de terremoto?

El Comité de Investigación Sobre Terremotos del gobierno predijo un 70% de probabilidades de que se produzca un terremoto de magnitud 8 a 8,6  que golpeará la zona de Nemuro en el este de Hokkaido dentro de este plazo.

El grupo también citó de 7 al 40% de probabilidades de un terremoto de magnitud 9 en toda la región oriental de Hokkaido en las próximas tres décadas, con un impacto potencial en la cercana Prefectura de Aomori, donde se encuentran las plantas de energía nuclear.

El estudio se basó en datos históricos, que los que encontraron que un enorme terremoto ocurrió alrededor de 400 años atrás a lo largo de la costa oriental de Hokkaido, según la Agencia de noticias Kyodo.

La investigación, llevada a cabo por expertos en la Universidad de Hokkaido, también concluyó que el área fue afectada históricamente por grandes temblores en un ciclo que duró entre 340 y 380 años.

IMPACTANTE VIDEO del terremoto en Nepal

Los miembros del panel advirtieron que el final del ciclo promedio ya había sido superado, destacando que el último mega terremoto de la región desató un tsunami de más de 65 metros de altura e inundado cerca de 2,5 millas hacia el interior.

"Esperamos que este informe ayude a los gobiernos municipales locales a hacer los preparativos necesarios y a sensibilizar a la población sobre el riesgo de desastres", dijo a los reporteros Yoshimasa Hayashi, ministro de Ciencia y Tecnología.

"Espero que los preparativos para desastres sean revisados en base a la posibilidad de que un terremoto súper gigantesco como el que golpeó la región de Tohoku también podría golpear a Hokkaido", Naoshi Hirata, profesor de Sismología en la Universidad de Tokio y Presidente del grupo El Comité de Investigación de Terremotos, también le dijo al periódico de Asahi.

El archipiélago japonés es famoso por ser una de las regiones más activas sísmicamente del mundo, lo que representa alrededor del 20 por ciento de los terremotos globales de magnitud 6,0 o superior.

También es el hogar de algunas de las más sofisticadas tecnologías anti-terremoto, desde sistemas de alertas tempranas a teléfonos móviles hasta códigos de construcción cada vez más estrictos implementados en las últimas décadas.

A pesar de tales precauciones, un terremoto de 9,1 de magnitud en 2011 cobró la vida de más de 18.000 personas, la mayoría en un tsunami masivo que inundó la Costa del Pacífico.

Oración para momentos difíciles

El desastre también desató una crisis nuclear después de que el tsunami dañara gravemente los reactores en la central nuclear de Fukushima Daichi, causando fugas radiactivas.

La Prefectura de Fukushima sigue siendo golpeada duramente por el desastre, y los compradores siguen evitando regularmente los alimentos de la región, a pesar de las garantías de seguridad del gobierno.

Boris Johnson, Secretario de relaciones exteriores, fue filmado la semana pasada bebiendo de una lata de jugo de durazno de Fukushima mientras se encontraba con su homólogo japonés en Londres.

Los funcionarios japoneses esperan que sus acciones – capturadas en cámara y twitteadas por el Ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Kono – infundan confianza pública en la seguridad de los productos de la región.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus