Beliefnet

CONTINUACIÓN

LEER NOTA DESDE EL INICIO, CLIC AQUÍ

 

Cuando la falla renal es por acumulación de toxinas en el cuerpo, la persona afectada puede tener un sabor metálico en la boca o aliento a amoníaco,  aversión a la carne (proteínas), náuseas o vómitos, dificultad para concentrarse, pérdida de apetito y algunos casos de prurito.

Si la falla renal es por acumulación de líquido, los síntomas son hinchazón, sobre todo del rostro, pies o manos; así como falta de aliento, dificultad para respirar (por la acumulación de líquido en los pulmones).

Pero si el problema es por daño en los riñones, los síntomas  son una alteración en la cantidad de orina, presencia de sangre, espuma o burbujas en la orina.

Si la enfermedad renal se debe a la anemia, la persona experimentará fatiga, falta de aire, debilidad, confusión mental  y una sensación de frio permanente.

Si presenta algunos de estos síntomas, lo mejor será solicitar un análisis que despeje toda duda respecto al funcionamiento de sus riñones, pues cuando se ven afectados, los riesgos son grandes. Y la prevención en salud es fundamental para una vida feliz y plena.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus