Beliefnet

Mira La Receta de Los Famosos Para Aclarar El Iris De Tus Ojos (página 2)

Carrie Richardson cuenta que ella deseó que su padre muriera a los 43 años de edad. En lugar de ser un padre presente y lleno de vida como dicen los 40 son los nuevos 30’s, él se encontraba tendido en un hospicio. Según se informa en algunos medios, el señor murió ese mismo día. Richardson explica que a los 36 años, su padre fue diagnosticado con la enfermedad temprana de Alzheimer familiar. Su madre ya había muerto a causa de la misma enfermedad, al igual que sus hermanos, y luego su padre murió a los 43.

Hace tres años, Richardson fue a hacerse la prueba para saber si también había heredado la enfermedad y esta fue su experiencia: "Cuando la puerta finalmente se abrió, yo sabía la respuesta. estaba escrita en sus rostros ", dijo Richardson. La madre soltera de tres niños fue diagnosticada a los 31 años. "Tenía esta idea extraña de porque mi tía era una de los cinco niños que no estaban enfermos, yo no iba a tenerlo tampoco. Ni siquiera puedo describirlo. Me quedé allí sentada, y realmente no mostré ninguna emoción hasta que el asesor genético entró y habló sobre las posibilidades de que mis hijos se enfermen. Y fue entonces cuando me sentí devastada".

De repente empezó a preguntarse si la enfermedad podría causar que sus hijos deseáran su muerte, de la misma manera que ella había deseado a su padre. Pero después de muchas lágrimas, el solo pensar en sus tres preciosos hijos, la hizo sentir mejor.

“Me di cuenta de que todavía estoy aquí y sigo siendo yo ", dijo. "Dejar que mis hijos sufran nunca fue una opción. Decidí convertir toda una vida de dolor en una búsqueda de la esperanza ". Ahora, ella habla sobre la sexta causa principal de muerte en los Estados Unidos. Espera poder hacer que se tome conciencia de la enfermedad por ella, su familia y sus hijos.

Aunque está tomando un medicamento de prueba agresiva llamado gantenerumab, que se supone es para ayudar a retrasar el proceso del Alzheimer, ella sabe que su tiempo aquí es limitado. Pero en el tiempo que le queda, ella planea continuar para hacer oír su voz.

"Nunca voy a renunciar a la esperanza de un mundo sin Alzheimer", Richardson prometió.


OTROS ESTÁN LEYENDO:


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus