Beliefnet
Aunque es un poco pronto, una mujer (y un montón de niñas) ya nos han mostrado lo que es el espíritu de las fiestas navideñas.

Preocupados por lo que pasaría con las personas sin hogar durante el invierno, Tara Smith-Atkins, su hija de ocho años de edad y siete de sus amigas reunieron abrigos de invierno y los ataron a postes de la calle a lo largo de la ciudad de Halifax para que personas sin hogar los tomaran.

SIGUE LEYENDO AQUÍ ESTA HERMOSA HISTORIA... 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus