Beliefnet

TUCSON, Arizona  - Un inmigrante mexicano que ha vivido ilegalmente en los Estados Unidos por más de una década, se ha refugiado en una iglesia de Arizona después de que el Departamento de Inmigración y Aduanas de los EE.UU emitiera una  orden de deportación en su contra. Un reto muy serio para la política migratoria de los Estados Unidos. 

Daniel Neyoy Ruiz, de 36 años, se le ordenó el pasado mes de abril presentarse para su deportación voluntaria. En lugar de ello, Neyoy se dirigió a una iglesia cuyos líderes han sido los fundadores del “Movimiento Santuario”. Organización creada para dar asilo a los refugiados que llegaron al país desde Centroamérica en la década de los 80s. 

"Haré lo que sea necesario para estar con mi familia", dijo Neyoy Ruiz, quien ha vivido en Estados Unidos durante 14 años y tiene un hijo de 13 años de edad, quien es ciudadano de los EE.UU. 

Funcionarios federales de inmigración han centrado sus esfuerzos en detener los cruces ilegales en las fronteras y deportar a los inmigrantes que han cometido algún delito. Sin embargo, bajo la presión de los grupos que dicen que, “Son más los inmigrantes trabajadores no violentos que se ven atrapados en el sistema”. Se espera en las próximas semanas que el presidente Barack Obama anuncie las revisiones hechas a la política de deportación de EE.UU. 

Neyoy Ruiz no es el primer inmigrante en refugiarse en una iglesia para no ser deportado. En 2006, la activista e inmigrante mexicana, Elvira Arellano, entró en una iglesia de Chicago y se quedó allí por un año, pero fue deportada en última instancia. 

Elvira regresó a los Estados Unidos y trata de permanecer por razones humanitarias. 

Neyoy Ruiz y su esposa llegaron a Estados Unidos desde México hace 14 años. Fue capturado en ...
 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus